Seeds, cannabis seeds, marijuana seeds, seed bank, Feminized, Autoflowering, Gorilla Seeds, medical seeds, high cbd
Comparte

Sigue estos consejos y aprende a cuidar jardín con remedios naturales

  • 1.456
    Visitas
Ecologismos.com
por

Ecologismos.com

38 artículos
Nuevos productos ecológicos, verdes, biológicos, orgánicos o respetuosos con el medio ambiente. Compra de productos naturales obtenidos sin el uso de químicos o contaminantes.
Sigue estos consejos y aprende a cuidar jardín con remedios naturales

Tener mano verde para cuidar del jardín o de un pequeño huerto es una suerte, si bien el uso de métodos tradicionales para el control de plagas y el abono deslucen el resultado, al no ser del todo natural. En este post te damos algunas ideas para lanzarte a una jardinería más biológica, en la que se prefieren el compost y métodos plaguicidas naturales.

Despertar nuestra sensibilidad a otras opciones siempre es positivo. No se trata de hacer cambios radicales, sobre todo si uno lleva años acostumbrado a utilizar productos químicos para abonar, ahuyentar plagas o acabar con las llamadas malas hierbas. Sin embargo, alimentar la curiosidad por otras formas más respetuosas con el ecosistema nos invita a experimentar de forma positiva.

La idea de efectividad que prima en el contexto de los herbicidas químicos o del abono sintético implica un elemento tóxico que no encontramos o, al menos, no en la misma medida, cuando seguimos técnicas más saludables y acordes con el medio ambiente. Por otra parte, los métodos sostenibles son más económicos que utilizar productos potencialmente tóxicos.

Ahuyentar insectos

La ceniza tiene un fácil reciclaje como plaguicida natural. Bastará con espolvorear ceniza sobre la tierra para marcar las zonas donde no deseamos que se acerquen gusanos, pulgones o chinches. También es tremendamente eficaz la diatomita o tierra de diatomeas, una roca sedimentaria silicea que actúa como insecticida natural, perfecta para que no se acerquen las hormigas, por ejemplo.

Rociar las plantas con soluciones preparadas con hierbas, frutas u hortalizas, entre otros ingredientes naturales, es una opción eficaz para repeler y prevenir enfermedades. Entre otras fórmulas, la infusión de ortiga o agua de cebolla puede ser de gran ayuda contra pulgones o moscas blancas.

Remedios naturales para cultivar un jardin natural
Las enfermedades fúngicas se combaten con una infusión de manzanilla, de ruda o lavanda. Para acabar con hongos mildiu será sencillo recurrir al poder germicida de la leche o del bicarbonato de sodio para crear una solución que aplicaremos sobre sus ramas y hojas.

En todo caso, conviene recordar aquí que la biodiversidad es parte de todo ecosistema, por lo que idealmente se debe buscar el equilibrio entre el control de insectos y su fomento en función de las características del jardín y de sus distintas zonas. Las abejas y otros polinizadores o las lombrices, sin ir más lejos, son beneficiosos.

Controlar la maleza

Las hierbas que suelen conocerse como malas hierbas o maleza pueden resultar molestas en ocasiones. Sin necesidad de utilizar métodos que exterminan masivamente, podemos tenerlas a raya con vinagre o con agua hirviendo. Ambos métodos requieren una aplicación selectiva.

Colocar piedras bajo las que pueda crecer la biodiversidad (lagartos, escarabajos, etc.) es un modo alternativo de evitar que crezcan las hierbas sin tener que preocuparnos por eliminarlas periódicamente. De nuevo, buscar el equilibrio con ingenio puede ser una interesante solución.

Haz tu propio compost

El compost es clave en cualquier jardín natural que se precie. No importa su tamaño ni el tipo de plantas que cultivemos, ya sean vegetales u ornamentales. En todos los casos, convertir residuos orgánicos en abono será una buena idea si nuestra filosofía es verde.

Aprender a hacer post no es complicado, pero también es cierto que la técnica del compostaje tiene sus normas. En todo caso, acumular residuos orgánicos y controlar su putrefacción no siempre resulta sencillo, por lo que será mucho más fácil si adquirimos una compostadora y adaptamos el tipo de compost al suelo y tipo de cultivo o plantas que tengamos.

El abono natural tiene un sinfín de ventajas para mejorar la calidad de la tierra pues, con su mayor riqueza, beneficiará al crecimiento de las plantas. Si practicamos la agricultura bio, el compost es obligado y, por supuesto, contribuirá a que nuestras cosechas sean orgánicas.

 

895c5d3dd6c0c7e31d9f84908088aaa1

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas