Seeds, cannabis seeds, marijuana seeds, seed bank, Feminized, Autoflowering, Gorilla Seeds, medical seeds, high cbd
Comparte

Siete cosas que debes saber sobre las drogas en 2014

  • 7.374
    Visitas
Siete cosas que debes saber sobre las drogas en 2014

Existen montones de estereotipos de cada país. A los franceses les encanta el pan, los suizos han nacido aburridos, los estadounidenses no entienden el humor y por eso van inventando chistes cuya línea argumental es algo divertido que les ha ocurrido, etc. Así hasta la saciedad. Vivimos en un planeta rebosante de tópicos.

La dichosa lista ya empieza a cansar un poco. Además, todos los estereotipos parecen basarse en rasgos personales o, cosa rara, en la comida. Tenemos que encontrar una nueva forma de hacer suposiciones generalizadas sobre grupos de población, así que, ¿qué mejor manera de empezar que con las drogas? Al fin y al cabo, se puede decir mucho de una persona por las drogas que toma. ¿No sería genial si pudiéramos aplicar la misma lógica a países enteros?

Por suerte, acaba de publicarse el Estudio Mundial sobre Drogas. La gente que lo realizó ha recopilado las experiencias de casi 80.000 consumidores de droga de entre veintitantos y treinta y tantos años y de 40 países distintos.

Sí, parece ser que la inmensa mayoría de esas personas eran gente de clase media sin problemas graves de adicción, pero en cualquier caso, el estudio ofrece una interesante perspectiva sobre los hábitos de consumo de droga a nivel internacional. Esta semana, la prensa británica ha publicado las conclusiones del estudio, con titulares que afirman que los ingleses son los que pillan los colocones más legales y se vanaglorian de ser los “bebedores más decepcionantes” y “la juventud más insensata” del planeta.

Pero dejando de lado esos titulares histéricos y angustiosos, hay información que no os han contado y que es más interesante que saber que pillar una buena turca ha pasado a ser más importante que el mismísimo fútbol en tierras británicas. Así que, aquí presentamos siete cosas que el estudio nos cuenta sobre el consumo de droga en todo el mundo.

1. Los belgas son los consumidores de droga más orgullosos

Por su composición a base de adulterantes inertes, en su mayor parte, y de una sustancia que puede producir una especie de sida químico, no es de extrañar que la cocaína fuera considerada la peor droga del mundo en cuanto a la relación calidad-precio. Sin embargo, a unos cuantos países no parece importarles malgastar su dinero comprando bolsitas de polvos de talco, speed y Levamisol, como Bélgica, cuyos ciudadanos están muy satisfechos con su cocaína.

Mal acostumbrados a su cervezas, chocolates y gofres, que se cuentan entre los mejores del mundo, los belgas puntuaron con un 5,5 sobre 10 la relación calidad-precio de la coca. Puede parecer una puntuación mierdosa, pero los australianos, que son los que más se quejan de la farla, le dieron una nota media de 2,3. Para más inri, la coca de Bélgica es la más barata del mundo, con un coste medio de unos 52 euros el gramo. En Australia, el precio es cuatro veces mayor, es decir, unos 230 euros el gramo. Una locura.

¿Por qué esa diferencia? Porque cada año pasan por el puerto de Amberes ocho millones de contenedores, lo que lo convierte en uno de los puntos de entrada de coca más importantes de toda Europa. La droga suele proceder de Suramérica y se introduce de contrabando en cargamentos de bananas, por ejemplo. Pero querer es poder: a pesar de la calidad y el precio, el estudio concluye que los australianos consumen tanta coca como los belgas.

2. Si no quieres que te den una paliza cuando vayas a comprar maría, cómprala en Holanda

Uno de cada 20 consumidores de cannabis de todo el mundo asegura haber sufrido algún comportamiento violento al intentar comprar hierba. Cuando estás fumado en Ámsterdam, supongo que el riesgo de que eso ocurra es el mismo que el de ser atropellado por un tranvía.

De hecho, los camellos en los Países Bajos, en general, parece ser más pacíficos, ya que allí también se dan los niveles más bajos de violencia cuando la gente compra MDMA.

3. Estados Unidos es el país donde es más probable que te monten un pollo por fumarte un porro de tabaco

Por supuesto, eso ya lo sabíamos, pero ahora es oficial: a los estadounidenses les ofende, asquea y confunde que la gente fume porros con tabaco.

El estudio muestra que solo un 7 por ciento de los estadounidenses mezcla el cannabis con el tabaco al hacerse porros. En el resto del mundo, un promedio del 75 por ciento de la gente cree que un porro lleva tabaco y cannabis. En Suiza, Francia, Bélgica, Portugal y Hungría, más del 90 por ciento consideraban que el tabaco es necesario para hacer un porro de cannabis; en el Reino Unido, un 80 por ciento. En Europa, los porros se suavizan con tabaco y la gente se los va pasando relajadamente; en EUA se hacen petas fuertes, con filtro y los fuman dando caladas rápidas.

Los primos hermanos de los porreros de EUA son los de Nueva Zelanda, donde solo un 24 por ciento usa tabaco en los porros, lo que nos da una idea de por qué en estos dos países encontramos a los que fuman los porros más sanos y sin tabaco: ambos tienen una larga tradición de cultivar en sus casas maría, para la que no hace falta tabaco, a diferencia del hachís que, hasta mediados del año 2000, era el formato de cannabis más común en Europa.

4. Si quieres que te pillen llevando maría encima, vete a España

Casi a una cuarta parte de los consumidores de drogas les han pillado con cannabis encima. Esto puede guardar cierta relación con una reciente campaña impulsada por el gobierno para mejorar la lucha contra la droga y atajar los planes de regulación del cannabis que pretenden llevar a cabo los parlamentos de Cataluña y el País Vasco.

El segundo país en el que es más posible que te cacen con cannabis, con uno de cada cinco encuestados, es Suiza. A pesar de sus leyes relativamente laxas, parece ser que la nueva normativa que sustituye los juicios por multas al momento tiene ese incentivo recaudatorio que invita a intentar pillar a más gente.

De todos los países en los que se llevó a cabo la encuesta, en EUA y Hungría es donde peores son las consecuencias de que te cojan con una bolsa de maría. Casi la cuarta parte de las personas arrestadas por posesión de cannabis en estos dos países sufrieron restricciones a su capacidad para viajar libremente. Los arrestos, además, afectaron a su trabajo o estudios.

5. Aparte de Irlanda, el resto del mundo no bebe tanto durante la semana

Sorprendentemente, solo un 35 por ciento de los encuestados confesaron haber tenido resaca en el trabajo el año pasado, y solo el 64 por ciento afirmó haber ido al trabajo con resaca alguna vez. Estos resultados podrían entenderse si la encuesta se hubiera hecho a pilotos o cardiólogos, pero no era el caso. Me temo que no tengo una explicación que justifique por qué nadie bebe durante la semana, aunque quizá sea porque están demasiado ocupados tomando droga.

Los abanderados de los trabajadores con resaca son los irlandeses, pero incluso allí, solo el 50 por ciento asegura haber tenido resaca en el trabajo durante el año pasado. El país en el que menos personas iban al curro con resaca es España. ¿Podría ser porque prácticamente nadie en España tiene curro?

Respecto a los bajones en el trabajo, los holandeses —quizá por ser los mayores consumidores de MDMA y anfetaminas— son los que más a menudo han sufrido los efectos agobiantes y depresivos de los bajones. No es casualidad, por tanto, que sean ellos los mayores consumidores de refrescos con cafeína.

Los que menos probabilidad tienen de llegar al trabajo con un bajón son, de nuevo, los estadounidenses y los neozelandeses.

6. Los mexicanos fuman mucha maría

El estudio demuestra que el 77,5 por ciento de los mexicanos encuestados habían fumado cannabis durante el año pasado, en contraste con la media mundial del 48,2 por ciento. Estados Unidos (69,9 por ciento) y Brasil (69,5 por ciento) ocupan el segundo puesto, seguidos por el Reino Unido, con un 53,6 por ciento.

La marihuana se ha utilizado en México desde la época precolonial y su aplicación terapéutica tiene una larga tradición. Gracias a eso, la gente no ve el cannabis como una “droga dura” que puede llevar a un mayor consumo. Claro que otra de las razones podría ser que en este país se cultivan unas 20.000 toneladas de marihuana al año, según datos del gobierno.

7. Si vives en Nueva Zelanda y te gusta el MDMA, múdate a los Países Bajos

Los holandeses conceden al MDMA la puntuación más alta del mundo en lo referente a calidad-precio —8 de 10—. Hay que decir que allí las pastillas son las más baratas del mundo, a menos de 5 euros la dosis. También recibe una alta puntuación el MDMA en polvo, con un 7,5 sobre 10. También es, nuevamente, el más barato del mundo, con un coste de unos 24 euros el gramo.

Por desgracia para los locos del MDMA que vivan en Nueva Zelanda, en este país se da la puntuación más baja, en cuanto a la relación calidad-precio, a las pastillas de MDMA (4 sobre 10) y al polvo (5 sobre 10), con un coste de 28 euros las pastillas y 176 euros el polvo de MDMA (el más caro del universo).

Este es el ejemplo perfecto de cómo las drogas se vuelven más caras y adulteradas cuanto más te alejas de las redes principales de distribución, y la razón por la que, durante la primera década de 2000, el mercado de las drogas legales de Nueva Zelanda experimentó un crecimiento importante —en forma de “pastillas de fiesta”, una droga que emula los efectos del éxtasis, y BZP—. Eso también explica el surgimiento de las drogas de fabricación propia, como el cristal, en esos países o en zonas rurales de los EUA.

Si no pueden droga decente, pues se la fabrican ellos mismos.

Basada en la experiencia de casi 80.000 personas que participaron en el Estudio Mundial sobre Drogas en 2014, el High-way Code constituye la primera guía para hacer un uso más responsable y seguro de las drogas y ha sido muy bien recibida por los consumidores habituales.

075963655e933af55acc5b876a0706bc

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas