Asociación Cannabica, Club Social de Cannabis, Delitos contra la salud publica, delitos por cultivo de marihuana, recursos multas por drogas, cannabis, marihuana, delitos por tráfico de drogas, abogados cannabicos, multas por consumo de marihuana
Comparte

¿Quires montar un club cannabico? Sigue esta imprescindible guía de "Código de Buenas Prácticas"

¿Quires montar un club cannabico? Sigue esta imprescindible guía de
©catfac.org

La Federación de Asociaciones Cannàbicas de Cataluña (CatFAC) es una agrupación de asociaciones formadas por personas consumidoras de cannabis qué construyen colectivamente una propuesta de regulación que permita hacer un salto cualitativo en el marco de las políticas de sustancias y en los programas de reducción de riesgos.

Desarrollamos nuestras actividades homogéneamente con las agrupaciones que conforman la Federación de Asociaciones Cannàbicas (FAC). Nuestro modelo propone la autorregulación en que las persones socias se alcanzan en círculos cerrados y sin ánimo de lucro. Estas tienen que ser usuarias previas de cannabis, mayores de edad o con enfermedades para las cuales el cannabis se considera un paliativo de primera elección.

Consideramos que las políticas sobre sustancias han fracasado y nuestro objetivo es conseguir una mejora social que priorice el respeto, la autonomía, y no las actitudes represivas y punitivas con unos altos costes sociales y económicos. La defensa de los derechos de las personas usuarias y de los pequeños productores, la sostenibilidad ecológica y el beneficio social predominan sobre otros intereses. El derecho a la salud, al libre desarrollo de la personalidad, a la información y a la seguridad son valores preponderantes en un camino que construimos toda la sociedad conjuntamente.

Las personas y grupos que cultivamos cannabis para consumo propio nos encontramos en una enorme inseguridad jurídica, siendo, con frecuencia, víctimas de los excesos de un sistema legal en qué quién posee plantas de cannabis es culpable mientras no demuestre el contrario. Esto ha traído a las asociaciones surgidas del si de este colectivo a buscar desde hace años fórmulas legales que permitan aprovechar el hecho que el consumo personal está despenalizado para poder autoabastecerse con un mínimo de seguridad legal.

Esto se ha traducido en una serie de experiencias prácticas, la mayoría exitosas, que han traído al nacimiento de los llamados Clubes Sociales de Cannabis (CSC), una alternativa que permite cultivar y distribuir derivados del cannabis en circuito cerrado sin vulnerar el vigente marco

prohibicionista.

En el pasado año 2013 se registran aproximadamente -o están en proceso de registro- en Cataluña más de 170 asociaciones Cannàbicas pero se calcula que en realidad son más de 300 las asociaciones existentes en todo el territorio y que, como mínimo, dan servicio además 170.000 personas. Este dato demuestra que el consumo de cannabis es una realidad social que requiere de una regulación basada en el derecho de las personas usuarias de cannabis al acto de cultivo y a facilitar su uso para hasta terapéuticos.

Todas estas asociaciones nacen y se nutren del formato conseguido con el modelo de los Clubes Sociales de Cannabis y que en Cataluña, por la larga tradición asociativa, se ha visto traducido en Asociaciones Cannàbicas.

Desde la CatFAC hemos desarrollado un modelo de gestión y funcionamiento para las Asociaciones Cannàbicas teniendo en cuenta todas las particularidades de la sociedad catalana. La necesidad de un modelo de regulación, nace para dar respuesta desde el propio mundo cannábico a la inseguridad jurídica en que se encuentran inmersas actualmente las asociaciones Cannàbicas, evitar los riesgos asociados en el mercado negro, desmitificar viejos prejuicios y definir una política real de riesgos asociados al consumo.

Este modelo que hoy concretamos en esta guía de buenas prácticas se basa en la transparencia y la gestión democrática, garantizando que nunca se dirigirá al lucro personal de los promotores.

Los CSC o Asociaciones Cannàbicas son una nueva forma organizativa dirigida a la autoabasteciendo y a la creación de un mercado en circuito cerrado.

Las reglas de funcionamiento se asemejan a las de una cooperativa de consumo. Los Clubes Sociales de Cannabis son asociaciones de personas usuarias donde la función principal se dirige a garantizar el abastecimiento de sus miembros con productos de calidad así como defender el derecho al auto-cultivo, sin olvidar que aspiramos a promover el debate y el cambio político por unas políticas de sustancias justas y efectivas en la gestión de placeres y la reducción de riesgos.

7ac16960f2e40e9b179298c1409a28cf

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Undergrow TV - Tu televisión online del mundo cannábico

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas