Seeds, cannabis seeds, marijuana seeds, seed bank, Feminized, Autoflowering, Gorilla Seeds, medical seeds, high cbd
Comparte

¿Que es y para que se utiliza un quemador de azufre en el cultivo de marihuana?

  • 2.975
    Visitas
Marihuanatipos.es
por

Marihuanatipos.es

13 artículos
Marihuana Tipos, información variedad de cannabis
¿Que es y para que se utiliza un quemador de azufre en el cultivo de marihuana?
©foro-minerales.com

El quemador de azufre en el cultivo de marihuana es una herramienta que puede evitarnos muchos problemas.

El azufre es uno de los primeros fungicidas usado en la agricultura moderna. Comenzando a utilizarse a principios del siglo XIX contra el oídio en el cultivo de vid.

A pesar de estar utilizándose sin interrupciones durante casi 200 años, no hay indicios de que ninguna especie haya creado resistencias a este tratamiento.

Se aplicaba espolvoreado sobre las plantas , o pulverizado junto con un humectante. Para este último

caso debía utilizarse azufre micronizado, es decir triturado en partes microscópicas, ya que el azufre elemental no es soluble en agua.

El azufre es un elemento que está a un mismo tiempo en estado sólido y gaseoso. ( Las partes sólidas desprenden gases, esto es lo que le da su olor tan fuerte característico.)

Este efecto es apreciable a partir de 15º C y es efectivo para el fin que nos interesa a partir de los 18º.

Su forma de actuar es la siguiente: El azufre es liposoluble, sobre todo en el ergosol. Que es un lípido que forma las membranas de los hongos.

El azufre sólido es demasiado grande para atravesar esta membrana, lo que actúa realmente son sus gases, que penetran fácilmente la membrana y actúa sobre el sistema respiratorio de las esporas y los micelios en sus primeros estadios. Actúa a nivel químico combinándose con moléculas de agua H2O , convirtiéndose en un compuesto letal para los hongos, el ácido sulfhídrico H2S. Estos procesos son los que han conseguido que éste producto esté siendo utilizado durante casi 200 años sin que las especies consigan crear resistencias.

Este tipo de aplicación espolvoreado o fumigado, tiene inconvenientes.

Produce irritaciones en la piel por contacto y ensucia.

A partir de 30º de temperatura ambiente produce quemaduras en las hojas y fitotoxicidad.

A estas temperaturas altas se produce una gran evaporación y concentración de gases que penetran en los estomas de la planta, donde se oxida y forma SO2 dióxido de azufre. Aquí en combinación con el aire húmedo se vuelve a oxidar y se transforma en SO3 trióxido de azufre, cuando este se extiende y entra en contacto con el agua de las estructuras celulares de la planta se combima con esta y se transforma en H2SO4, o ácido sulfúrico, que es el que produce las quemaduras en la planta.

Estos problemas se solucionan si usamos deforma correcta el azufre con un sublimador o quemador.

Estos sublimadores calientan el azufre a 150º, temperatura a la cual el azufre se transforma en líquido y pasa a estado gaseoso, que se distribuye de forma mucho más uniforme y con más facilidad que la forma anterior por espolvoreado.

Tenemos que tener en cuenta que el sublimador funcione correctamente y no sobrepase esta temperatura. Ya que a partir de 190º el azufre arde y produce óxido de azufre, que es muy tóxico para humanos, animales y plantas.

Por eso no es recomendable fabricar un artilugio casero para este fin a no ser que tengais los conocimientos necesarios para mantener una temperatura constante.

Está indicado para la prevención de enfermedades fúngicas como el oídio y botrytis e insectos como los ácaros y los trips.

Contra los insectos actúa alterando el ph de la superficie de la hoja impidiendo que se establezcan con normalidad.

No es perjudicial para los insectos auxiliares aplicado de la forma correcta. Y no es tóxico para humanos ni animales si seguimos los consejos de aplicación respetando las temperaturas.

Es el fungicida más seguro para el consumidor según la EFSA ( European food safety authority) Agencia europea de seguridad alimentaria. Catalogado con un plazo de seguridad nulo.

Modo de empleo:

Situaremos el quemador de azufre unos 30 cm sobre el cultivo, iremos cambiádolo de ubicación periódicamente en cuartos


grandes para no generar zonas con acumulaciones de azufre.

Utilizaremos azufre de la máxima pureza.

Lo accionaremos una vez a la semana durante 2/3 horas como preventivo. Siempre lo encenderemos al apagar las luces.

Si el cuarto de cultivo supera los 50m2 o existe gran riesgo de infección de oídio lo encenderemos cada día durante 1 o 2 horas cambiándolo de ubicación o de lo contrario colocaremos varios.

Apagaremos la extracción pero mantendremos los ventiladores, que nos ayudarán a diseminarlo y al mismo tiempo evitarán que se formen zonas de condensación de humedad.

No entraremos en el cuarto de cultivo sin haberlo ventilado antes en el caso que fuese necesario entrar.

Se puede utilizar hasta bien avanzada la floración siempre que esté muy bien ventilado y no se generen zonas de condensación de humedad.

Si seguimos estos pasos no tendríamos que tener ya problemas de hongos y reduciremos notablemente la probabilidad de tener plagas en cuartos de madres y cultivos interiores en general.

9c849ece11a6b6df8b3d4a603a21a04b

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas