Comparte

Pasos y materiales que necesitas para conservar plantas de marihuana madre

  • 4.476
    Visitas
Piensaenverde.eu
por

Piensaenverde.eu

67 artículos
Compra en la web de cultivo de cannabis y semillas de marihuana más grande del mundo al mejor precio!!
Pasos y materiales que necesitas para conservar plantas de marihuana madre
©piensaenverde.eu

Clonar una planta de marihuana cuando te ha dado excelentes resultados es lo mejor que puedes hacer si quieres seguir teniendo ejemplares de la misma calidad y sin necesidad de tener que andar seleccionando nuevas variedades.

Una técnica gracias a la cual podrás conservar durante años la planta madre y, por tanto, obtener su fruto largo tiempo. Lleves poco o mucho tiempo en el mundo del cultivo de cannabis, estamos seguros de que te ha pasado alguna vez el hecho de que te salga una planta que te haya dado unos frutos con una calidad y sabores increíbles y que, a pesar de haber vuelto a plantar otra con las mismas semillas y perteneciente al mismo banco, el sabor no ha sido el mismo.

¡Es completamente normal! Y es que hay que tener en cuenta que no hay dos plantas iguales, por mucho que pertenezcan a la misma familia y banco de semillas.

Algo que se explica por una sencilla razón: el resultado de una planta de cannabis no sólo depende de la calidad de la semilla, sino que también influye mucho el modo de cultivo y las condiciones climáticas o posibles enfermedades, carencias y demás problemas a los que se haya podido enfrentar y que hayan sido determinantes para que su sabor y calidad se inclinen hacia un lado u otro de la balanza.

Por este motivo, hoy nos queremos centrar en la clonación o conservación de plantas de marihuana madre, para lo cual necesitarás sembrar unos esquejes de la progenitora y algo de espacio en tu hogar, aunque no tan grande como el que ocupa un cultivo normal.

Material para la conservación

Para poder llevar a cabo la clonación de tu planta fetiche no necesitarás tantas cosas como si la fueras a plantar, pero sí que es necesario que tomes nota del siguiente material:

Un armario pequeño: no será necesario que sea tan grande como los de cultivo. En nuestra web podrás encontrar armarios de diferentes tamaños. Uno de 80 x 90 será suficiente.

-Un ventilador: ya que el armario tiene que tener las condiciones óptimas para que los esquejes de la planta madre se conserven sin problemas.

Iluminación: lo ideal sería una lámpara de espectro azul, con una capacidad mínima de 100 watios.

 

-Un temporizador

-Un extractor: para que el aire nocivo pueda salir del armario y no dañe nuestra joya.

Dos técnicas para clonar

Si queremos seguir obteniendo plantas como la que queremos conservar porque nos ha encantado el producto final que nos ha dado, tenemos dos opciones.

Las dos son muy válidas, pero lo cierto es que la primera que vamos a explicar es mucho más sencilla que la segunda, a pesar de que hay que estar atentos durante nuestro proceso.

Con esquejes: seleccionaremos aquellos que más nos gusten de la planta madre y los plantaremos en una maceta con capacidad para unos 3 litros de agua.

Como no queremos que germine, para que podamos cultivar la siguiente planta cuando queramos, lo más recomendable es que le demos un ciclo lumínico de 18 horas de luz y 6 de oscuridad, tal y como aseguran los expertos de Alchimiaweb.

Plantar semillas: esta es la técnica más complicada y la que más tiempo requerirá.

Eso sí, si consigues obtener la semilla con la calidad que buscas, el mérito será mayor. Para este tipo de casos se recomienda comenzar con semillas regulares.

Una vez estas semillas hayan germinado, el proceso es similar al anteriormente mencionado, si bien es cierto que requiere de más pasos a dar, como sexar las plantas de marihuana y obtener tres clones de ella.

Una vez definan el sexo es importante deshacerse de los machos. En ese momento podremos elegir con qué tipo de planta madre de marihuana nos quedamos.

¿Y después?

Si queremos que nuestra planta madre no muera y siga viviendo deberemos de seguir tratándola como al resto de nuestras plantas, es decir, nutrirla, sanearla para evitar posibles plagas o enfermedades y, por supuesto, podarla si fuera necesario.

En el caso de la alimentación es importante preparar un abono a base de nitrógeno y microelementos para evitar distintos tipos de carencias de los que hemos hablado en más de una ocasión en Piensa en Verde. Para sanearla, no pueden faltar los insecticidas o los fungicidas.

Por último, cabe señalar que, con respecto a la poda, para lo cual cortaremos las puntas de las plantas, de manera que no crezcan en exceso.

2314015b9ee1d7e43620d33263516169

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Undergrow TV - Tu televisión online del mundo cannábico

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas