Asociación Cannabica, Club Social de Cannabis, Delitos contra la salud publica, delitos por cultivo de marihuana, recursos multas por drogas, cannabis, marihuana, delitos por tráfico de drogas, abogados cannabicos, multas por consumo de marihuana
Comparte

Mantequilla de marihuana vegana: cocinada con aceite de coco enriquecido

  • 5.890
    Visitas
Alchimiaweb.com
por

Alchimiaweb.com

111 artículos
En Alchimia GrowShop se venden semillas de marihuana y accesorios para el autocultivo: armarios de cultivo, vaporizadores, abonos y aditivos para marihuana
Mantequilla de marihuana vegana: cocinada con aceite de coco enriquecido
©squarespace.com

Preparación del aceite de coco enriquecido con marihuana

Por qué utilizar el aceite de coco para la cocina con marihuana ?

La elección del aceite de coco como sustituto de la mantequilla para cocinar la marihuana responde primeramente a la necesidad de cocinar con ingredientes vegetales: la mantequilla tradicional, que proviene de la leche de vaca, está excluida por los regímenes veganos y es por esta razón no podremos siempre compartir nuestras canna golosinas si estas contienen productos que provienen de la explotación animal.

Ademas de estas consideraciones del orden de la ética, esta preparación también responde a las necesidades de las personas intolerantes a la lactosa, las cuales no pueden comer space cake creados con mantequilla clásica.

El cuerpo humano no está previsto para digerir los productos lácteos, es preferible no consumir estos productos, que además generan grandes sufrimientos en los animales.

Existen otras materias vegetales a parte del aceite de coco pero cabe destacar que el aceite de coco contiene grandes cualidades tales como; una toxicidad mucho menor que la mantequilla cocida y repercusiones en la naturaleza menos importante que la producción de aceite de palma y los derivados que generan. El aceite de coco está efectivamente compuesto en el 85% de grasas saturadas, lo que asegura una excelente extracción de los cannabinoides, resistiendo al mismo tiempo a la cocción sin generar como en otras grasas, radicales libres peligrosos.

Se fabrica a partir del albumen de la nuez del coco siendo la reserva nutritiva de la semilla del coco. El aceite de coco será tratado y refinado mediante diferentes procesos para según que usos vaya destinado: Monoï, margarina, jabón y cosméticos… Para cocinar, elegiremos preferentemente un aceite que proviene del cultivo orgánico no tratado (algunos aceites de coco son por ejemplo desodorizados, lo que implica manipulaciones y modificaciones de la materia grasa que puede limitar sus cualidades).

Extracción artesanal del aceite de coco en Bali.

Aceite de coco de marihuana

Aceite de coco y marihuana

La preparación es sencilla y idéntica a la de la mantequilla de Marrakech: preparamos una gran cacerola de agua, reuniremos la marihuana para cocinar y el aceite de coco antes de empezar la operación.

Los efectos producidos por el aceite son difícilmente previsibles porque dependen de la calidad de la marihuana utilizada, del contenido en principios activos así como de la calidad del protocolo de preparación. Sin embargo, a modo indicativo se admiten algunas bases, según la materia utilizada:

  • Para un efecto físico y un aceite que contiene más CBD que THC, utilizar la materia vegetal sin o con poca resina. En este caso cocinaremos generalmente 1 gramo de marihuana por gramo de aceite.
  • Para un efecto mas cerebral y notable, utilizar 1 gramo de flores resinosas o de hachís para 5 gramos de aceite de coco.

A menos que se cocine con materia fresca, será aconsejable hidratar correctamente la marihuana seca en la cacerola de agua para evitar que absorba toda la materia grasa. Hemos utilizado en éste ejemplo cogollos previamente tamizados con el extractor Tan Tam, para reciclar esta materia vegetal que aún contiene cannabinoides.

Hidratación de la marihuana y licuefacción del aceite de coco

Una vez que la hierba está húmeda, calentamos el contenido de la cacerola manteniendo el punto de ebullición. Tendremos entonces dos opciones: dejar la hierba algunos minutos para hacer una infusión, escurrirla y tirar el agua antes de llenar nuevamente el recipiente. Eso permitirá blanquear la hierba, la cual perderá una parte de su clorofila obteniendo una mantequilla de un color más clara, con un sabor más suave y que se digiere más fácilmente. Éste proceso se puede repetir varias veces si es necesario, pues el agua no disuelve el tricoma.

Si las flores utilizadas ya han sido previamente secadas éstas habrán perdido la clorofila y no será indispensable blanquear la marihuana, pudiéndose añadir directamente la materia grasa (lo que igualmente es válido para la resina).

Bajo 25°C, el aceite de coco se presenta en forma sólida, deberemos entonces calentarlo al baño maría para que se licue, aunque es igualmente posible manipular ayudado de con una cuchara. Cubriremos y dejaremos que se cueza a fuego lento entre 1.5 y 2h, removiendo regularmente el contenido para asegurarnos que el contacto entre la grasa vegetal del coco y la marihuana es óptimo y de manera continuada.

Añadido del aceite de coco en la marihuana re hidratada

Para terminar filtraremos el líquido de la marihuana antes de que se enfríe y aunque la materia vegetal ha sido rehidratada ésta contendrá generalmente una gran parte de aceite: no dudéis en exprimirla a través de una bolsa Ice O Lator, para recuperar el máximo de materia grasa utilizada. Una vez se ha enfriado el aceite, el aceite volverá a subir a la superficie y se solidificará. Será suficiente recuperar el bloque de grasa y guardarlo, preferentemente en el refrigerador, dado que el coco presenta una excelente resistencia a la oxidación y no se volverá rancio como la mantequilla.

Aceite de coco para cocina cannabica

El aceite solidificado después del proceso de extracción de los cannabinoides

Cocina cannabica con aceite de coco: Space Cookies Vegan

Exactamente como la mantequilla de Marrakech, esta grasa podrá ser utilizada en la gran mayoría de recetas clásicas, aunque se puede utilizar como base o complemento de otras recetas como por ejemplo; dentro de los smoothies, cuando la mantequilla sería un complemento inadecuado.

Os proponemos aquí una receta muy sencilla de space cookies veganos, que representan una buena solución y alternativa para los golosos omnívoros de los cuales el refrigerador está poco diversificado, porque permite cocinar cookies sin huevos.

Ingredientes para 6 a 10 space cookies:

  • 1/2 taza de aceite de coco de marihuana
  • 1 taza de harina
  • 1/3 taza de azúcar
  • 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 taza de avena
  • 1/4 taza de leche de almendras
  • 1/2 cucharadita de fécula de patata
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/2 taza de coco rallado
  • 1/2 taza de pepitas de chocolate negro
  • 1/2 taza de avellanas picadas
  • 1 pizca de sal

Pre calentar el horno a 160°C

Preparación de los ingredientes para los space cookies vegan

Mezclar la harina, la avena, la levadura en polvo y la sal en una ensaladera. A parte, mezclar el azúcar, el aceite, la leche de almendra, la fécula de patata y la vainilla, e incorporar la mitad de esta mezcla líquida en la primera ensaladera. Una vez que la pasta esté completamente homogénea, añadir el resto del líquido, las avellanas, el coco y las pepitas de chocolate.

Mezcla de los ingredientes

Formar bolas del tamaño deseado, y aplastarlas en papel de horno previamente engrasado, antes de hornear durante aproximadamente 15 minutos de cocción.

¡Los Space Cookies listo para ser degustados!

Veganic Space Cookies

(receta libremente adaptada de un artículo de veggiebulle)

15ec6e80f2a6e58fa0f0570b0dfc9d82

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas