Asociación Cannabica, Club Social de Cannabis, Delitos contra la salud publica, delitos por cultivo de marihuana, recursos multas por drogas, cannabis, marihuana, delitos por tráfico de drogas, abogados cannabicos, multas por consumo de marihuana
Comparte

Esta es la crónica del primer viaje de LSD de la historia

  • 11.437
    Visitas
Pijamasurf.com
por

Pijamasurf.com

207 artículos
Pijamasurf - Noticias e Información alternativa
Esta es la crónica del primer viaje de LSD de la historia

Andreas Hofmann es uno de los cuatro hijos de Albert Hofmann, el químico que descubrió accidentalmente el LSD. En una entrevista reciente, Andreas lamenta el hecho de que su padre (quien trabajara de 1927 al 71 para la farmacéutica suiza Sandoz) sea sólo recordado como “el Sr. LSD”, dejando de lado otros importantes aspectos de su investigación en ingredientes activos de plantas medicinales tradicionales; sin embargo, no puede culparse a nadie por las implicaciones que suscitaría el primer experimento accidental con LSD-25 el 16 de abril de 1943, hace 70 años, en un tranquilo paseo en bicicleta.

Hofmann (padre) tenía 37 años por entonces y había estado trabajando con ácido lisérgico algunos años sin resultados útiles. “Mientras trabajaba con la sustancia”, relata Andreas, “la más pequeña cantidad debió entrar en su cuerpo de algún modo a través de la piel –es posible que él hubiera rozado su piel con la punta de una pipeta– y esto dio origen a los síntomas que todos conocemos bien.”

En esa época, prosigue Andreas, era normal que en la investigación farmacéutica los científicos utilizaran en sí mismos las sustancias en las que trabajaban, además de utilizar a sus compañeros de laboratorio como “conejillos de Indias”; pero este no había sido el caso con Albert Hofmann, al menos en lo relativo al LSD-25, un accidente afortunado o desafortunado, según se vea. “[Los síntomas del LSD] surgieron cuando volvía a casa en su bicicleta. Siempre llevaba su bicicleta al trabajo por entonces, eran ocho kilómetros hasta la oficina, y en su viaje de regreso comenzó a sentirse extraño…”

El médico de la familia sólo pudo recetarle analgésicos, pero fue incapaz de establecer un diagnóstico. Tal vez nadie hubiera podido –a no ser un chamán: Albert Hofmann estaba realizando el primer viaje alucinógeno con LSD sintetizado artificialmente en la historia. Andreas lamenta que con el advenimiento de la cultura hippie de los 60 el descubrimiento de su padre, así como los efectos enteógenos del LSD, hayan pasado a formar parte de la cultura popular como el resto de las drogas recreativas.

En realidad la investigación se detuvo por una crítica moral de los gobiernos (especialmente de Estados Unidos y Suiza) al criminalizar la sustancia en lugar de tratar de entender sus potenciales efectos terapéuticos –especialmente en el campo de la psiquiatría, donde se le sigue investigando bajo estrictas normas de seguridad–. ¿Pero Hofmann padre habría aconsejado que sus hijos tomaran LSD como hacen, por ejemplo, los padres rarámuri con sus hijos durante las ceremonias del hikuri (peyote)?

Considerado como un medicamento y no como una “sustancia”, Albert Hofmann educó a sus hijos para entender el funcionamiento del viaje y decidir por sí mismos si querían experimentarlo, cosa a la que al menos Andreas se ha negado hasta ahora: “Estuve en los EU durante los 60 y vi lo que esta droga tiene el potencial de causar –también hay malas experiencias. Pero mi padre siempre me dijo lo importante que era prepararse a sí mismo para tales experimentos y experiencias, y si no lo hacías podría presentarse una mala experiencia.

“Y siempre estuve asustado de potencialmente tener una mala experiencia”, prosigue Andreas. “También supe por amigos en EU… Sus experiencias no fueron necesariamente malas, pero lo que experimentaron dejó su marca en ellos por el resto de sus vidas. Así que, en resumen, no quería una mala experiencia que pudiera influir en el resto de mi vida.”

Numerosos científicos e investigadores han realzado el potencial del LSD para hacer que la conciencia como la conocemos se despersonalice y los sentidos se agudicen. Los flashbacks pueden presentarse y también los “malos viajes”, pero lo que es cierto es que, como dice Hofmann hijo, la decisión de prestarse a tales experiencias debe ir acompañada de la conciencia de los efectos y la responsabilidad sobre la propia salud y experimentación.

3cf08e89013ec206256792dde0434bde

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas