Seeds, cannabis seeds, marijuana seeds, seed bank, Feminized, Autoflowering, Gorilla Seeds, medical seeds, high cbd
Comparte

Cultivo de marihuana: Como trasplantar marihuana

  • 3.059
    Visitas
Philosopherseeds.com
por

Philosopherseeds.com

19 artículos
Philosopher seeds es un banco de semillas de cannabis español nacido el año 2008 de la manos de cultivadores experimentados.
Cultivo de marihuana: Como trasplantar marihuana
©philosopherseeds.com

Generalmente a lo largo de la vida de nuestras plantas de marihuana, vamos a necesitar trasplantar en algún momento a un contenedor o maceta mas grande, normalmente más de una vez. Es importante realizar esta tarea, ya que el contenedor acabará por quedarse pequeño, limitando así el normal desarrollo de las raíces y, por ende, el crecimiento y salud de nuestras plantas de cannabis.

Realizando un trasplante adecuado, conseguiremos que las raíces sigan expandiéndose y que tengan más substrato del que alimentarse.

Early Maroc antes del cambio de maceta

¿Cuando realizar el trasplante para el cannabis?

Antes de todo, destacaremos que las plantas de marihuana autoflorecientes son una excepción y que, para su cultivo, recomendamos un único y definitivo trasplante. Para más información al respecto, les recomendamos este post sobre cultivo de marihuana autofloreciente.

Si hemos germinado semillas de marihuana feminizadas o regulares de foto-periodo normal para nuestro cultivo, el primer trasplante será casi inmediato, a no ser que las hayamos germinado directamente en tierra. En cuanto asomen la puntita de la raíz, debemos trasplantarlas a su nuevo contenedor.

Si comenzamos con esquejes, el primer trasplante se hará cuando las raíces hayan colonizado el jiffy, taco de lana de roca, o cualquier otro soporte que hayamos usado para enraizar nuestros clones.

Early Maroc durante el trasplante

Por lo general, este primer trasplante se hace a un contenedor relativamente pequeño, aunque esto depende de nuestras necesidades y nuestro método de cultivo, se suelen utilizar contenedores desde 0,5 litros a 3 litros para esta primera fase de crecimiento.

Utilizar macetas más grandes en estos momentos puede ser contraproducente, ya que corremos el riesgo de que la tierra este demasiados días mojada. En esta precoz etapa de crecimiento, las plantas son sensibles a posibles ataques de hongos, y por eso preferimos una maceta más pequeña para facilitar que el sustrato se seque moderadamente. Por otra parte, las raíces tienden a progresar hacia las paredes y el fondo de la maceta, por lo que toda la zona interior/central del contenedor quedaría sin colonizar.

Proceder a varios trasplantes permite multiplicar la superficie radicular y, por lo tanto, mejorar la absorción de agua y nutrientes necesaria para la producción de cogollos grandes.

Cuando las raíces hayan colonizado completamente el contenedor, deberemos trasplantarlas de nuevo, normalmente antes de entrar en floración. Si cultivamos semillas regulares, podría interesarnos hacerlo una vez se hayan definido las hembras y los machos para ahorrarnos tierra, macetas y trabajo.

Esta vez el trasplante será al contenedor definitivo y, de nuevo, la medida de éste variará para adecuarse a nuestro método de cultivo. En interior, los cultivadores suelen usar macetas de entre 3 litros y 25 litros o más y, en el cultivo exterior, en tiestos de hasta 100 litros.

Cabe decir también que el trasplante no deja de ser un estrés para la planta. Es normal que las plantas de marihuana estén unos días sin dar síntomas de crecimiento, pero si hemos sido cuidadosos, en breve notaremos los efectos positivos de éste y las plantas lo agradecerán.

Elegir un buen sustrato, adecuado al cultivo de marihuana, también favorecerá una buena recuperación y el buen desarrollo de la planta.

Preparación del sustrato para trasplantar cannabis

¿Como trasplantar marihuana en tierra?

Trasplantar no es un trabajo difícil pero requiere cierta habilidad y cuidado para dañar las raíces de nuestra planta lo menos posible, de ello depende el grado de estrés y el tiempo de recuperación necesario para que vuelva a crecer normalmente.

A la hora de trasplantar el cannabis, tendremos en cuenta que sus raíces prefieren una humedad alta, poca corriente de aire y poca luz. Una vez el trasplante terminado, procuraremos no exponer la planta al sol directo durante las primeras horas.

Vamos a mostrar en estas fotos el proceso que consideramos correcto y que menor estrés ejerce sobre nuestras plantas:

  • Primero de todo, preparamos el contenedor que va a albergar a nuestra planta, llenándolo de sustrato y añadiendo si queremos algún tipo de hongo beneficioso en simbiosis con la raíz como las endomicorrizas.

Planta de marihuana antes del trasplante

  • Después, lo ideal es hacer un hueco y presionar levemente con la maceta que acoge actualmente nuestra planta hasta que quede enterrada en el sustrato, así conseguiremos que a las raíces les afecte lo mínimo el cambio de contenedor. Una vez hecho esto presionaremos suavemente los bordes adyacentes a la maceta.

Haciendo trasplante de marihuana

  • Este es el paso en el que más cuidado debemos tener, ya que tenemos que sacar a nuestra planta del contenedor que la alberga. Para ello agarraremos la planta por la parte inferior del tallo y con nuestros dedos en contacto con el sustrato y le daremos la vuelta a la maceta quedando la planta boca abajo.
  • Ahora, presionaremos con mucho cuidado los bordes de la maceta hasta que logremos separarla del substrato, conviene que éste no esté muy húmedo ya que podría desmoronarse y partir las raíces. Tampoco tiraremos del tronco de la planta para sacarla, ya que podríamos romper la raíz principal. Simplemente, seremos pacientes y sacaremos la maceta con cuidado cuando hayamos logrado separar las raíces de los laterales del contenedor.
  • Una vez hemos sacado la maceta, ponemos la planta en su nuevo contenedor en el hueco que hemos realizado anteriormente, ponemos más sustrato si fuese necesario y habremos terminado el paso más delicado del trasplante.

Planta de marihuana trasplantada

Ahora solo nos quedaría regar y esperar unos días a que retome con vigor gracias al nuevo espacio del que gozan las raíces en crecimiento, para ayudar a este desarrollo es adecuado utilizar en los primeros riegos un estimulador de raíces.

Si tenéis alguna duda o pregunta, será un placer para nosotros contestar a vuestros comentarios.

Un saludo desde Philosopher Seeds.

171f5b77970806b3659879d10fac6bb6

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas