Comparte

Cultivo de cannabis: El fotoperiodo en el cultivo interior de marihuana

  • 2.631
    Visitas
Alchimiaweb.com
por

Alchimiaweb.com

111 artículos
En Alchimia GrowShop se venden semillas de marihuana y accesorios para el autocultivo: armarios de cultivo, vaporizadores, abonos y aditivos para marihuana
Cultivo de cannabis: El fotoperiodo en el cultivo interior de marihuana
©Google Images

¿Qué es el fotoperiodo?

En Biología, se denomina fotoperiodo a los tiempos relativos diarios de luz y oscuridad a los que los distintos organismos se ven sometidos. En Botánica, se entiende este concepto como una unidad de alternancia entre los periodos de luz y oscuridad cuya repetición provoca la floración de las plantas. Se entiende que cada planta tiene su fotoperiodo específico, normalmente determinado por el número de horas seguidas de oscuridad necesarias para iniciar la floración.

En el mundo vegetal, tanto la intensidad lumínica como las horas diarias de luz/oscuridad determinan las funciones biológicas de los organismos, como su germinación, crecimiento, floración y maduración. Así, el desarrollo de las plantas puede activarse o no dependiendo de las condiciones lumínicas, por lo que, por ejemplo, la mayoría de especies no florecerán jamás a no ser que tengan un número determinado de horas seguidas de oscuridad.

La duración de día y noche determina muchos procesos biológicos

Como es lógico, en la naturaleza este fotoperiodo viene determinado por la estación del año y el ciclo solar. Pero, ¿y en los cultivos de interior con luces artificiales? La respuesta, lógica también, es que en las instalaciones indoor es el cultivador quien decide el fotoperiodo que recibirán sus plantas, controlando de esta manera si éstas permanecen en fase vegetativa (crecimiento) o entran en floración.

El fotoperiodo en cultivos de interior

Normalmente, si uno estudia un poco sobre el cultivo de marihuana en interior, rápidamente le queda una cosa clara. Si quiere mantener sus plantas en crecimiento, deberá proporcionarles un fotoperiodo de 18 horas de luz y 6 de oscuridad diarias (ambos periodos ininterrumpidos). Sin embargo, si lo que desea es florecerlas, el fotoperiodo deberá ser de 12 horas de luz y 12 de oscuridad al día, ininterrumpidos también.

Si damos sólo 6 horas de oscuridad, las plantas de marihuana crecerán siempre, pues sus noches son demasiado cortas como para inducirlas a floración. En cambio, cuando damos 12 horas de oscuridad seguidas nos aseguramos de que, sea cual sea la variedad (mientras no se trate de cepas de cannabis auto, por supuesto), ésta recibe la señal de florecer al tener ya periodos nocturnos suficientemente largos como para hacerlo.

En instalaciones de interior es el cultivador quien decide el fotoperiodo

Estos fotoperiodos standard sirven para que, independientemente de la variedad de marihuana que se cultive, ésta responda como debe, creciendo bajo el fotoperiodo vegetativo (18/6) y floreciendo al cambiarlo a floración (12/12). No obstante, los cultivadores más experimentados raras veces usan estos fotoperiodos, especialmente durante la floración. Esto se debe a que buscan el número de horas mínimo de oscuridad seguidas para que la planta inicie su floración. De esta manera, tienen mayor control sobre esta crucial fase para conseguir o bien mejores rendimientos o floraciones algo más cortas.

El fotoperiodo en el crecimiento del cannabis

Como hemos mencionado, en cultivos con luz artificial se usa un fotoperiodo vegetativo de 18 horas de luz y 6 de oscuridad diarias. Esto no significa que no podamos tener las plantas bajo otros fotoperiodos aptos también para el crecimiento, como podrían ser 16/8 o 20/4. A más horas de luz al día, más crecerán nuestras plantas.

Hay cultivadores que, en caso de tener prisa en que sus plantas crezcan, aumentarán el número de horas de luz diarias hasta incluso 24, sin periodo nocturno alguno. Por otra parte, si uno sencillamente quiere mantener genéticas y no le interesa que sus plantas crezcan demasiado, puede reducir el fotoperiodo a 16/8; sus plantas tendrán ocho horas menos de luz que las del primer cultivador, por lo que no crecerán tanto como las de éste. A más horas de luz, más fotosíntesis, más nutrientes consumidos…en definitiva, mayor crecimiento.

Un fotoperiodo adecuado hará que las plantas crezcan correctamente

Interrumpir el periodo nocturno es otro truco que usan los cultivadores de grandes plantas de marihuana en exterior. Como hemos visto en el post de cultivo exterior fuera de temporada , si sacamos plantas criadas bajo focos antes de Junio éstas se pondrán a florecer, pues las noches exteriores son todavía demasiado cortas. Bien, con lo que sabemos hasta ahora, imaginad lo siguiente: se mantiene una planta de marihuana feminizada en fase vegetativa durante todo el invierno en interior. Hacia Marzo, cuando las temperaturas nocturnas exteriores ascienden, se saca la planta al jardín exterior. Tenemos claro que esta planta, al tener noches cortas, florecerá. Pues bien, imaginemos que en Marzo las noches duran 12 horas; si iluminamos nuestras plantas durante un mínimo de 15 minutos en medio de su periodo nocturno, la planta entenderá que ha tenido dos periodos nocturnos de algo menos de 6 horas cada uno; ¿qué sucederá? Nuestra planta entenderá que se encuentra en fotoperiodo vegetativo y seguirá creciendo. Realizar más interrupciones (4-5) en el periodo nocturno asegurará que nuestra planta no florezca.

Si hacemos esto hasta Junio, nuestra planta ya no necesitará de estas interrupciones pues las noches serán suficientemente cortas para que siga creciendo durante el verano, desarrollándose ya como otra planta de cannabis cualquiera. ¿Que habremos conseguido? Nuestra planta habrá estado creciendo cerca de 9 meses antes de empezar a florecer, momento en el que se habrá convertido en un auténtico monstruo mucho mayor que si hubiéramos realizado un cultivo convencional, siempre y cuando la hayamos cuidado debidamente y le hayamos dado suficiente tierra para un espectacular crecimiento radicular.

El fotoperiodo en la floración de la marihuana

Podemos controlar las horas de luz y oscuridad usando temporizadores para nuestras lámparas

Sabemos que todas las variedades de cannabis – ya sean Indicas, Sativas o híbridos – reaccionan floreciendo al fotoperiodo de 12/12. Aún así, hay Indicas que florecerán con noches de tan sólo 10 horas y días de 14 horas. ¿Qué sucederá si las ponemos bajo este fotoperiodo 14/10? Nuestras Indicas florecerán, y lo harán recibiendo dos horas más de luz al día, por lo que lo que producirán más y mayores flores.

Por otra parte, muchas variedades Sativa de zonas ecuatoriales florecen bien bajo 12/12, pero lo harán mejor con periodos nocturnos algo más largos, con noches de 13 y hasta 14 horas.

Si probamos esta técnica con híbridos de marihuana, observaremos lo siguiente: bajo fotoperiodos de 13 horas de luz y 11 de oscuridad, las plantas florecerán más abundantemente, pero puede que la maduración se alargue unos días. Si, por el contrario, usamos un fotoperiodo de 11 horas de luz y 13 de oscuridad, la floración será más corta, aunque la cosecha se verá ligeramente mermada. Es algo que cada cultivador puede decidir hacer o no dependiendo de sus necesidades y agenda.

Empezar con un fotoperiodo 12/12 y reducir las horas de luz a partir de la cuarta/quinta semana de floración (11/13 o incluso 10/14) es otra técnica usada comúnmente para acelerar la maduración de las flores, aunque no es recomendable hacerlo en caso de querer revegetar las plantas tras su floración.

Otro truco: en caso de tener problemas de altura en el cultivo interior y querer cultivar plantas con un stretch considerable, podemos hacer la prefloración con un fotoperiodo con menos horas de luz (11/13 por ejemplo), por lo que la planta crecerá menos durante la prefloración. Una vez estabilice su altura, cambiamos de nuevo a 12/12 para una mayor producción, incluso a 13/11 si no nos importa que la floración quizá se alargue unos pocos días.

Controlando el fotoperiodo decidimos cuando florecen nuestras plantas

Como hemos visto, podemos jugar con el fotoperiodo de nuestras plantas para conseguir diversos objetivos como un mayor o menor crecimiento, ahorro de luz, reducción del tiempo de floración, incremento de la cosecha, mantenimiento de plantas en estado vegetativo, etc. Debemos tener en cuenta, de todas formas, que las plantas – al igual que nosotros – se rigen por los ritmos circadianos, el ciclo de días y noches de 24 horas. Usar fotoperiodos que no se adapten al ciclo de 24 horas no suele dar resultados óptimos.

Felices cultivos!

01bed845b15f9878cdec73b5def5cb13

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas