Seeds, cannabis seeds, marijuana seeds, seed bank, Feminized, Autoflowering, Gorilla Seeds, medical seeds, high cbd
Comparte

Consigue un concentrado del 99% de cannabinoides con esta guía de preparación BHO

  • 9.156
    Visitas
Growbarato.net
por

Growbarato.net

23 artículos
Tú grow shop más barato de la red. Tienda online de semillas y toda clase de accesorios para tu cultivo de marihuana: semillas, armarios, fertilizantes.
Consigue un concentrado del 99% de cannabinoides con esta guía de preparación BHO
©420dialog

Los concentrados de cannabis cada día están más de moda. Sacar la esencia de nuestros cogollos para obtener un cristal que con una calada hace toser al demonio mola, pero no solo sirve para eso. Hay todo un mundo detrás del BHO que no son solo pelotazos increíbles, desde paliar dolores a eliminar ataques epilépticos en personas que sufren 200 ataques al día.

Hasta hace bien poco el consumo de cannabis medicinal se hacía la mayoría de las veces por cuenta propia, fuera fumándose un porro, vaporizándose un cogollo o haciéndose una infusión. Cuando se consume así el cannabis es muy difícil dosificarse, tendríamos que tener eternamente la misma variedad para lograr encontrar la dosis adecuada. Es prácticamente imposible que distintas variedades de cannabis hagan el mismo efecto en el cuerpo,  incluso con la misma cantidad y consumida de la misma forma.

El BHO es el mayor concentrado de cannabinoides que hay hasta ahora, puede rondar del 40% al 99% cannabinoides.

El paciente que necesita cannabis medicinal puede dosificarse un peso en mg y de una calada consumir su cannabis sin necesidad de fumarse un porro entero. Si es demasiado potente como para fumarlo se puede ingerir obteniendo el mismo efecto, ya que los cannabinoides están activados sin necesidad de calentarse. En el estómago asimilamos el 100% de los cannabinoides, tiene más efecto que vaporizado.

Hay muchos acabados para el BHO, y si bien los conocemos por su aspecto como el moonrock o el shatter pero le damos poca importancia a la concentración de cannabinoides que contienen o si sirve para ingerirlo como hemos dicho.

A veces se hace una tintura con un tipo de extracción que si no se calienta apenas tendrá efecto en el cuerpo, eso a veces confunde al paciente creyendo que no funciona. Solo hago un par de métodos de extracción para ingerir, que es el amber glass y la extracción con alcohol etílico. Esos tipos de extracción tienen activo más del 90% de los cannabinoides, ya que en el proceso de extracción los activamos al pasarlo por carbón activo.

El THC1 que apenas tiene efectos en el cuerpo y al pasarlo por el carbón activo de repente se transforma en THCA y THC, lo mismo pasa con el cannabidiol y el cannabigerol. Nuestra extracción hace una descarboxilización digna de una buena vaporización a más de 120º, o de meses de curado.

Dependiendo de la variedad de cannabis que empleemos para hacer la extracción obtendremos una concentración distinta de cannabinoides. Si extraemos los cannabinoides de una planta Indica tendremos una cantidad de THC media/alta y CBD media/alta, mientas si es Sativa tendremos una cantidad de THC media/alta y CBD baja.

Si somos adultos no tendremos problemas con el THC, ya que tampoco es psicoactivo hasta el punto de ver enanitos, pero a un niño no se le puede administrar. En casos de menores se hacen las extracciones del cáñamo industrial, que no contiene nada de THC, pero si tiene concentraciones de CBD que se pueden extraer de la misma forma que las anteriores aunque con un menor resultado en cantidad de peso. Los cannabinoides se encuentran en la resina de las plantas de cannabis, y el cáñamo industrial tiene bastante menos resina que las de marihuana en la misma cantidad de materia vegetal.

Para hacerlo en casa de forma segura lo mejor es usar alcohol etílico puro, sin aditivos como bencenos, que hacen que amargue el alcohol. No sirve ni el isopropílico, ni el de las heridas, ni ningún otro que no se llame alcohol etílico absoluto o puro, y a poder ser de origen vegetal. Lo suyo sería hacerlo o con CO2 que es lo más puro pero muy poco accesible, o con gas butano refinado que es como lo hace la mayoría de los usuarios lúdicos.

Necesitaremos

  • Alcohol etílico absoluto.
  • Carbón activo en polvo.
  • Botes de cristal de 1L aprox.
  • Filtros de café.
  • Bandeja de pyrex.
  • Cuchillas de un solo filo para rascar BHO.
  • Jeringuilla de 50-60ml.
  • Placa calentadora.
  • Mantel de silicona.

Tendremos que colocar nuestra hierba en un bote de cristal, ni prensada ni suelta, pero uniforme para no gastar demasiado alcohol en poca cantidad. Para sacar 3-4g de producto final necesitaremos emplear unos 30g de marihuana seca o 100g de cáñamo industrial seco.

Lo sumergimos en alcohol y lo dejamos un día entero dentro del congelador. De vez en cuando debemos removerlo para que se vaya desprendiendo la resina.

Una vez pasadas las 24 horas, debemos filtrarlo para eliminar la materia vegetal, vaciando el alcohol a otro bote con un filtro de café. Cuando deje de caer alcohol de la hierba, prénsala bien hasta escurrir el máximo alcohol posible.

Una vez tengamos el alcohol filtrado en el bote nuevo, deberemos echar dentro el carbón activo y removerlo bien hasta que se disuelva por completo. Pasados unos 5-10 minutos con el carbón dentro, lo volvemos a filtrar con un filtro de café a otro bote de cristal.

Si se atasca el filtro cámbialo por otro, ya que entre el carbón y las ceras que tiene la resina se atasca fácilmente, pero cuanto menos cambiemos de filtro más material obtenemos de vuelta, no es cambiar por cambiar. Cuando tengamos hecho el proceso, tapamos el bote con el alcohol y los cannabinoides y lo metemos al congelador.

A las 24 horas coge tu mezcla y vuélvela a filtrar a otro bote, veremos como cada vez que lo filtramos es menor la cantidad de ceras que quedan en el filtro y más limpio pasa el alcohol. Cuando pase sin dejar residuo en el filtro estará listo para ser evaporado.

Cogeremos unos 30-40ml de nuestra solución con la jeringuilla y lo echamos en el pyrex. Ponemos el pyrex encima de la placa calentadora a 40º y esperamos unas 3-4 horas hasta que se evapora por completo el alcohol.

Una vez seco, rascamos con una cuchilla el fondo de la bandeja, y con otra cuchilla nos ayudamos a coger lo de la otra cuchilla, haciendo una bola que puedes pegar más fácilmente a un mantel de silicona.

Es fácil saber si deberías dejarlo más tiempo antes de rascar. Si cuando se enfrían las bolas que dejas en el mantel de silicona no se quedan lo suficientemente duras como una textura de plastilina, que puedes pegar un pegote a otro y cogerlo con la mano, debes dejarlo más tiempo en la placa.

Cuando se enfría lo vamos guardando en botes de silicona hasta que evaporamos todo el alcohol del bote.

Con cada gramo tendremos muchas dosis para ingerir, para vaporizar o para diluir en un medio de transporte para una fácil absorción como el aceite de oliva o aceite de semillas de cáñamo.

Si necesitamos un efecto fuerte lo mejor es ingerirlo tal cual, pesamos una cantidad de aprox. 0,05g para cada día, repartiéndolo en 2 o 3 tomas al día. Si necesitas más dosis debes ir pesando más cantidad hasta que llegues a la que te alivie.

Si al ingerirlo de esa forma tenemos un efecto demasiado fuerte y queremos algo más flojito, lo mejor es diluir 1g en 30ml de aceite de oliva o aceite de cáñamo, y dosificarse a gotas, tantas gotas como necesites hasta notar los efectos.

Otro método que tampoco deja de ser malo sería vaporizado, pero dependerá de la cantidad de vapor que absorbas y que no se escape nada, aparte de quees fuerte al inhalar y produce una tos muy fuerte que a lo mejor un consumidor medicinal no soporta. Hay vaporizadores eléctricos para BHO con los que se puede vaporizar poco a poco y a parte que no da mucha tos, disfrutas un poco del sabor si te gusta.

Lo que tendremos claro es que tendremos producto medicinal para bastante tiempo, con una dosificación específica y que la podemos usar como medicamento. Cuando vuelvas ha hacer más, si la variedad es parecida o son las mismas semillas será muy similar al anterior.

Antes de suministrarte por tu cuenta éste tipo de tratamiento, debes consultar con tu médico si hay problema o contraindicaciones con otros medicamentos que tomes. Normalmente se sustituyen o se intentan sustituir por los medicamentos contra el dolor, contra los espasmos musculares, contra las convulsiones o contra la alta tensión arterial.

Hay personas que no toleran bien el THC, o que tengan que tomar altas dosis. Todo depende de cada persona, si en algún momento notas un empeoramiento habla con tu médico y probad otras vías.

También cabe decir que la mayoría de medicamentos suministrados a éstos enfermos son mucho más agresivos que cualquier cannabinoide. Si no te sienta bien el THC o tienes una mala experiencia no dejes de probar con CBD, que al no tener efecto cerebral actuará de forma totalmente diferente. En U.S.A es la orden del día, se puede comprar en dispensarios y los médicos lo recetan en sus consultas.

Si estás vinculado a una persona que necesita de estos tratamientos, le darás una importancia mayor que un buen ciego o hacer toser a tus amigos, puede ser que en tus manos tengas un gran alivio para su persona y mejores su bienestar.

07852ba8b057208ab87f73a0f6ce1c4a

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas