Seeds, cannabis seeds, marijuana seeds, seed bank, Feminized, Autoflowering, Gorilla Seeds, medical seeds, high cbd
Comparte

Conociendo la Marihuana: los efectos del cannabis desde el interior de tu cerebro

  • 11.137
    Visitas
Policymic.com
por

Policymic.com

1 artículos
The stories that matter to our generation.

Hoy queda muy atrás, incluso no sabemos cuándo, el día que nació el primer organismo que desarrolló la capacidad de responder al THC, el ingrediente activo de la marihuana. Cuando los seres humanos se unieron a la línea evolutiva, nos dimos cuenta rápidamente los beneficios recreativos de la marihuana. Los arqueólogos incluso han encontrado alijos secretos de hace 2.700 años a de C. A pesar de nuestra rica historia de la marihuana, apenas hemos empezado a entender la complejidad de cómo la sustancia afecta al cuerpo. El THC tiene una amplia gama de efectos, desde psicotrópicos hasta para el alivio del dolor. 

También es capaz de actuar como un estimulante y un depresor al mismo tiempo. ¿De qué manera una molécula puede hacer tantas cosas? Es por eso que estamos aquí: para darles un curso intensivo sobre cómo la marihuana afecta sus moléculas. Lo primero que hay que saber es que los efectos del THC dependen de dónde exactamente, la sustancia química, interactúa con su cuerpo. Hay dos tipos de proteínas de reconocimiento, también conocidos como receptores, para el THC.

El primero son los CB1, que se concentra en el cerebro. Estos receptores representan la gran sensación placentera que se obtiene al fumar marihuana. La segunda variedad de receptores de THC son los CB2, que se encuentran a lo largo de todo el cuerpo en las células del sistema inmune. El THC interacciona con los dos tipos de receptores, por lo que la sustancia tiene usos medicinales y recreativos. Pero apuesto a que no es lo primero que le vino a la mente cuando hizo clic en este artículo, así que vamos a hablar de los tentempiés.

Hay una razón puramente científica de por qué usted puede ingerir 5.000 calorías rápidamente y todavía se pregunte que hay luego más tarde. Son los receptores CB1 en el hipotálamo, la región del cerebro que regula el apetito.

Normalmente, el cuerpo produce sus propios cannabinoides que se unen a sus receptores CB1 para decirle a tu cerebro que necesitas alimentos. Cuando se proporciona THC al cuerpo, se aumenta artificialmente la sensación “tengo hambre” y por lo tanto se termina pensando en el menú. Este efecto secundario es bueno también para los pacientes de cáncer que han perdido todo deseo de comer.

Sentimos decírtelo, pero cuando estas “colocado” es porque tienes una pequeña intoxicación cerebral temporal. También hay receptores CB1 en el hipocampo, el área del cerebro que procesa la memoria a corto plazo y la memoria espacial. Debido a que se experimenta una sobre-estimulación de esta parte del cerebro cuando se fuma marihuana, sus neuronas no pueden funcionar bien y en realidad se asemejan a un daño cerebral. Por eso, cuando te olvidas de lo que estás hablando en el medio de una frase, no es porque se le olvidó, es porque experimentas una reducción en la capacidad de almacenamiento de información en tu memoria a corto plazo. Pero este lado que afecta no es del todo malo: El hipocampo también se asocia con la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático (TEPT)

Este hecho puede explicar por qué se ha demostrado que la marihuana puede ser un tratamiento eficaz para algunos individuos. El cannabis también actúa como un estimulante, ya que tener THC en el cuerpo conduce a elevados niveles de dopamina. La dopamina es una molécula que se libera en respuesta a la comida, el sexo, y las cosas que por lo general te hacen feliz. De hecho, la dopamina provoca esa sensación de felicidad, que es por lo que se apoda en el cuerpo como “sistema de recompensa”. La dopamina también regula proporcionalmente su sentido interno del tiempo. 

Más dopamina significa que usted siente como si el tiempo fuera más rápido.  En cuanto a los usos clínicos, la dopamina es un cajón de sastre. Niveles de dopamina más altos pueden ayudar con la depresión, pero el exceso de dopamina puede inducir a psicosis. Y, de acuerdo con una popular hipótesis, la dopamina es la base química de la adicción. 

Sí, usted puede ser adicto a la marihuana, aunque es probable que no se sufra los mismos síntomas de abstinencia como lo haría con la cocaína o la heroína. Evidencias científicas apoyan el uso médico de la marihuana, sin embargo, también existen evidencias de que el uso de la marihuana puede llevar a la pérdida de la memoria, la adicción y al poco control de los impulsos. 

Además, todavía hay muchas preguntas acerca de la marihuana que la ciencia no ha contestado. Aún tenemos que ver los estudios a largo plazo de cómo el uso de la marihuana altera la estabilidad mental, coeficiente intelectual, y la función de la memoria. Se necesitan más datos para pintar el cuadro completo de la utilización de efectos de la marihuana. ¿Todavía te sientes un poco confuso acerca de la marihuana? He aquí una lección de vídeo rápido que envuelve lo que acabaa de leer.

e82aa46bcfaf1295da61d87f13a4ac17

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas