Seeds, cannabis seeds, marijuana seeds, seed bank, Feminized, Autoflowering, Gorilla Seeds, medical seeds, high cbd
Comparte

Conociendo la Marihuana: la verdad sobre los mitos de la adicción o dependencia hacia el cannabis

  • 6.879
    Visitas
Leafscience.com
por

Leafscience.com

48 artículos
Covering the latest marijuana news, facts and medical research
Conociendo la Marihuana: la verdad sobre los mitos de la adicción o dependencia hacia el cannabis
©Google Images

Todas las adicciones a sustancias, incluyendo la marihuana, están definidas por las directrices establecidas en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV).

Aún así, la adicción a la marihuana, también conocida como la dependencia del cannabis, es a la vez ampliamente debatida e incomprendida.

Aquí hay 4 mitos sobre la adicción a la marihuana que deberían haber sido desacreditados hace mucho tiempo.

Mito 1 – No es adictivo

A pesar de lo que algunos pueden argumentar, el uso de marihuana puede calificarse como una adicción en virtud de las directrices médicas actualmente aceptadas.

Según el DSM-IV, la adicción a la marihuana se define de acuerdo con los criterios generales para todas las formas de la dependencia de sustancias. Es cierto que la definición abarca una gama de escenarios y puede ser subjetivo a veces.

Pero, como un ejemplo: Si alguna vez has pasado por experimentar la tolerancia, la dificultad para recortar y “un tiempo considerable” invertido en obtener marihuana, entonces has cumplido con los criterios de adicción a la marihuana. Los síntomas de abstinencia (como el insomnio, la ansiedad y la pérdida de apetito) también pueden ser un signo de adicción.

En general, un estudio realizado por investigadores del NIDA concluyó que el 9% de las personas que alguna vez consumen marihuana se convertirán en adictas a ella en algún momento.

Mito 2 – Es altamente adictiva

El 9% puede parecer mucho, pero en realidad no lo es si tenemos en cuenta el potencial de adicción de otras sustancias populares: 15% para el alcohol, el 17% de la cocaína, el 23% de la heroína y el 32% para el tabaco.

De hecho, sería más exacto decir que la marihuana es mucho menos adictiva que muchas sustancias recreativas que son legales en la actualidad.

Mito 3 – adicción adolescente se está disparando

La adicción a la marihuana entre los adolescentes es un importante foco de debate, y es a menudo citado como una razón para mantener su estatus ilegal.

Sin embargo, hay dos problemas con esta noción. Por un lado, muchas de las afirmaciones más negativas son también las más científicamente discutibles, incluyendo estadísticas como que 1 de cada 6 de los que prueban con la marihuana se vuelven adictos y que el 60% de los adolescentes en rehabilitación son adictos a la marihuana.

En segundo lugar, la mayoría coincide en que los adolescentes no deben consumir marihuana hasta la mayoría de edad. Por desgracia, una industria ilegal tiende a hacer que sea más fácil para los niños de la escuela secundaria obtener la marihuana y más difícil para los adultos responsables.

Mito 4 – La adicción es siempre mala

Así que la marihuana no es tan adictiva como otras sustancias, pero es que ni siquiera eso es enteramente perjudicial para aquellos que son asiduos a su consumo.

Además de la falta de problemas de salud a largo plazo, el uso frecuente de marihuana a veces puede ser una forma efectiva de automedicación.

De hecho, los estudios sugieren que las personas con condiciones difíciles de identificar como el TDAH y la depresión pueden tratarse con una dosis diaria de marihuana.

Para aquellos que se dan cuenta de la versatilidad de la marihuana como medicina, hay tal vez sólo haya una cosa que hace del hábito diario de consumir marihuana una cosa diferente de un régimen de tratamiento de píldoras de prescripción: Una es legal, y la otra no.

619aa2367997fad23c732e9b389e0449

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas