Asociación Cannabica, Club Social de Cannabis, Delitos contra la salud publica, delitos por cultivo de marihuana, recursos multas por drogas, cannabis, marihuana, delitos por tráfico de drogas, abogados cannabicos, multas por consumo de marihuana
Comparte

¿Conoces a la Alternaria? Es una de las mayores amenazas para tus plantas de marihuana

  • 2.916
    Visitas
Alchimiaweb.com
por

Alchimiaweb.com

111 artículos
En Alchimia GrowShop se venden semillas de marihuana y accesorios para el autocultivo: armarios de cultivo, vaporizadores, abonos y aditivos para marihuana
¿Conoces a la Alternaria? Es una de las mayores amenazas para tus plantas de marihuana
©caltexmoldservices.com

La Alternaria es un hongo del filo de las Ascomyotas, un grupo de especies de hongo que representa uno de las mayores amenazas para la mayoría de plantas, entre las que cabe incluir la marihuana . Se trata de un hongo que tiene capacidad para sobrevivir durante periodos de tiempo considerables en el suelo, especialmente en asociación con materia orgánica en descomposición.

Vista microscópica de Alternaria Alternata. Foto: Secretaria de Agricultura e Abastecimiento

La Alternaria afecta también a las personas (Alternaria alternata), pues se calcula que aproximadamente un 15% de la población le tiene alergia en mayor o menor grado. Suele asociarse al asma bronquial y a la rinitis alérgica (llamada popularmente fiebre del heno), y puede ocasionar también problemas cutáneos.

Se conocen, de momento, 44 especies de este omnipresente hongo, involucrado en los procesos de descomposición y presente en la población de hongos de casi cualquier lugar. Se estima que un mínimo del 20% de las pérdidas en agricultura son causadas por la Alternaria.

Desarrollo y reproducción de la Alternaria

El máximo desarrollo del micelio de Alternaria suele producirse con temperaturas cercanas a los 27ºC. El hongo desarrolla los conidios (esporas) con temperaturas de 19-23ºC, que son dispersadas por el viento y el agua. Estas esporas están presentes a nivel atmosférico durante casi todo el año, causando, como hemos comentado, problemas alérgicos en una parte considerable de la población.

Daños provocados por Alternaria en un brócoli. Foto: Scot Nelson

Los conidios suelen hospedarse en las partes bajas de las plantas, donde suelen empezar las infecciones, germinando y penetrando en la epidermis de las hojas. El hongo sobrevive en materia orgánica en descomposición, así como en los restos de hojas infectadas. Debe tenerse especial cuidado en cultivos en invernaderos, donde temperatura y humedad pueden subir rápidamente. También en caso de reciclar el sustrato de cultivo; en caso de duda, siempre será mejor comprar nuevos sacos que nos aseguran tierra limpia de patógenos.

Pese a que, como la mayoría de hongos, requiere de alta humedad para su desarrollo y reproducción, es en condiciones donde periodos de humedad y sequía se alternan cuando mejor crecerá. Así pues, y como siempre que tratamos con hongos, debemos controlar nuestras plantas especialmente en épocas lluviosas o con rocío diario, usando algún fungicida tipo fungone de Aptus como preventivo en caso de considerarlo necesario.

Síntomas y daños de la Alternaria

El hongo no se aprecia a simple vista, por lo que sólo podremos observar los daños que éste causa en el follaje (o tallo) de nuestras plantas.

La Alternaria produce manchas secas – necróticas – de color marrón, gris o negro en las hojas de las plantas (normalmente en su tercio inferior). Estas manchas, que pueden medir hasta 2cm de diámetro, pueden presentar marcas (círculos) concéntricas a causa de la alternancia entre luz y oscuridad, formando “anillos” en las hojas, así como un halo o margen amarillento (clorosis). Estas manchas pueden caer en ocasiones, dejando un agujero en las hojas.

Normalmente, el crecimiento de estas manchas esta limitado por los nervios mas gruesos de las hojas, aunque pueden unirse y formar áreas de infección considerablemente grandes. En este caso, la pérdida de hojas (defolicación) será mayor, llegándose incluso a la muerte de la planta.

Ipomea afectada por Alternaria. Foto: Scot Nelson

Pese a que normalmente la Alternaria se desarrolla en las hojas, formando las manchas y tizones que hemos descrito, ataca también frecuentemente los tallos de jóvenes plántulas, creando manchas de color marrón grisáceo (normalmente en la zona de contacto con el sustrato) y provocando pudriciones que suelen matar a la planta huésped. Las manchas en los tallos pueden presentar también aureolas concéntricas, aunque no es tan frecuente como en el caso de darse en las hojas.

Plantas atacadas por nematodos, con deficiencias de Nitrógeno o Potasio – bien provocadas por una tierra pobre o por mal uso de fertilizantes – o con un sustrato demasiado húmedo son susceptibles de ser atacadas por la Alternaria. Pueden observarse puntos negros en las manchas que son los conidióforos encargados de la reproducción del hongo (producción de esporas). En ocasiones, como sucede con el tomate o la patata, puede atacar también frutos, produciendo manchas negras redondeadas.

Prevención y control de la Alternaria

Sabiendo los meses de máxima actividad del hongo (Marzo, Abril y Mayo con un segundo período en Septiembre y Octubre) podemos planear un programa de prevención contra la Alternaria. Como siempre, debemos mantener una correcta higiene, ya se trate de cultivo de exterior o interior, retirando cualquier resto de materia vegetal en descomposición.

En caso de tener restos o plantas afectadas, la mejor opción siempre será quemarlos, por supuesto siguiendo las medidas de seguridad oportunas. Una correcta ventilación del cultivo y evitar mojar en exceso las plantas y el sustrato ayudarán también a mantener a raya a este hongo.

La prevención es básica. Plántula de Girasol creciendo fuerte y sana. Foto: Rev Stan

En caso de no observar plaga y querer prevenir un ataque de Alternaria, rociar las plantas con algún fungicida natural como la cola de caballo , el jabón potásico como el Oleatbio o el própolix es lo más recomendable, aplicando alguno de estos productos (lo ideal sería aplicarlos todos intercaladamente) cada 10-15 días. Si optamos por usar productos químicos preventivos, Maneb o Mancozeb son fungicidas de amplio espectro comúnmente empleados para este propósito.

Otros fungicidas químicos que funcionan bien contra la Alternaria son Zineb, Clorotalonil o fungicidas de Cobre (hidróxido cúprico, oxinato de cobre, zineb+oxicloruro de cobre, caldo bordelés). Como es habitual, os recomendamos el uso de productos químicos sólo como última opción, en caso de que ningún otro remedio funcione y siempre siguiendo todas las precauciones de uso que encontrareis en su etiqueta.

Felices cultivos!

51b809eb6d4921582d1fce0a6d5bd3e3

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas

Undergrow TV - Tu televisión online del mundo cannábico