Comparte

Conoce los 6 hábitos de todo buen cultivador de marihuana

  • 18.923
    Visitas
Thegreennotes.es
por

Thegreennotes.es

45 artículos
¡No busque más! Tenemos todo lo necesario para su cultivo de marihuana al mejor precio y con asesoramiento totalmente personalizado. ¡Entre y compruébelo!
Conoce los 6 hábitos de todo buen cultivador de marihuana
©Google Images

Tenga mucho cuidado con los trucos para minimizar el esfuerzo que requiere un cultivo de marihuana. Todo buen “agricultor” sabe que no se consigue una buena cosecha sin trabajar duro. Consiga el éxito siguiendo estas reglas de conducta.

1 – Discreción

Cuando se trata de cultivar cannabis la discreción vale como el oro. Es tentador (sobre todo para los más jóvenes) alardear y presumir de su duro trabajo, sin embargo eso sólo trae problemas. El productor con la “lengua muy larga” es víctima fácil de la policía y los ladrones.

Sea discreto también como vecino. Si hay mucha gente entrando y saliendo a su casa, puede levantar sospechas. No consuma hierba en zonas comunes, ni deje que sus amigos lo hagan. Intente no llamar la atención más que cualquier otro inquilino y se ahorrará desagradables sorpresas.

Tampoco se convierta en un paranoico. La excesiva seguridad en su domicilio (rejas, cámaras, etc..) o el no relacionarse con sus vecinos puede despertar la curiosidad. Sea amable pero mantenga las distancias de forma prudente.

2 – Limpieza

La proactividad no es solamente un cliché. Tareas sencillas, como recoger las hojas muertas o barrer el polvo, deben realizarse a diario y sin holgazanear.

No permita que se acumule agua en el suelo o bajo las plantas. Revise a diario todo el espacio de cultivo para detectar posibles plagas, incluyendo: la parte superior e inferior de las hojas, la superficie del medio de cultivo, las paredes, el suelo, etc.. También es muy recomendable cambiarse de ropa antes de entrar a su cultivo.

Sobre todo es fundamental mantener todo limpio. Su jardín debe de ser como su laboratorio, y el esfuerzo se verá recompensado.

3 – Tenga expectativas realistas

Aunque es importante estar orientado a objetivos, debe de ser realista. Muchos agricultores pasan la mayoría del tiempo calculando el volumen final de su cultivo, y en la mayoría de los casos acaban decepcionados. Establezca sus metas de forma prudente y realista. Valore los pros y los contras, así como posibles inconvenientes que pudieran surgir.

El coste de la factura eléctrica, los fertilizantes para marihuana, insecticidas, etc.. deben de ser calculados antes de embarcarse en un cultivo de envergadura. Tener cierto margen para cubrir gastos imprevistos es fundamental en caso de sorpresas.

4 – Atienda las necesidades de las plantas

La marihuana es fácil de complacer, de hecho la traducción de “weed” es “mala hierba”. Es una planta que quiere desarrollarse a toda costa; nuestro trabajo consiste en darle un entorno óptimo y limitar las fluctuaciones de temperatura, humedad, nutrición, etc.. De este modo evitamos el estrés que puede causar retrasos o disminuir el rendimiento.
Lea libros, consulte internet, hable con otros cultivadores, infórmese!! No se preocupe sólo de la teoría sino también de la ejecución. La comprensión del ciclo de vida de la marihuana es fundamental para anticiparse a los problemas. Conozca las necesidades nutricionales en cada etapa y escuche a sus “malas hierbas”. El resultado le sorprenderá.

5 – Curiosidad

No piense que su método es el único válido para obtener cogollos gigantes. Intente permanecer en búsqueda de nuevas técnicas y nuevas cepas para mejorar sus conocimientos. Muchos cultivadores son demasiado tercos para probar nuevos productos o métodos diferentes; cuando en realidad la idea es desafiarse a sí mismo y encontrar nuevos caminos.

Esto significa experimentar de vez en cuando. Si algo puede aumentar el rendimiento de la cosecha en un 5%, debe aprovecharlo y ajustar sus procesos. El cultivador curioso no descarta nuevas ideas, equipos o técnicas sin un análisis adecuado.

Un experimento bien implementado no pondrá en peligro todo el cultivo. Pruebe (por ejemplo) un nuevo nutriente en una de las plantas a ver cómo responde. Hágalo poco a poco y sea paciente. Los cultivadores expertos aprenden algo nuevo con cada cosecha.

6 – Humildad

Recuerde que no se trata de un concurso. A todos nos gusta la marihuana y hay diferentes formas de obtener una buena producción. A los cultivadores arrogantes les encanta echar por tierra las opiniones de otras personas y discutir constantemente sobre la forma correcta de hacer las cosas. A usted no le beneficia esa energía negativa.

Si le gusta lo que está haciendo.. ya ha ganado!! Disfrute de sus logros agrícolas y olvídese de competiciones pueriles. Aprenda de todos y comparta sus conocimientos con cariño. Su cosecha y la buena energía son la recompensa.

3c996bf1d9a272cd336022edf26d2b6e

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas