Asociación Cannabica, Club Social de Cannabis, Delitos contra la salud publica, delitos por cultivo de marihuana, recursos multas por drogas, cannabis, marihuana, delitos por tráfico de drogas, abogados cannabicos, multas por consumo de marihuana
Comparte

Cómo cultivar tu propio bonsái en pocos pasos

  • 14.174
    Visitas
Guiadejardineria.com
por

Guiadejardineria.com

71 artículos
Guia online de jardinería, aquí encontrarás de todo para que aprendas sobre este maravilloso mundo de las plantas y la naturaleza.
Cómo cultivar tu propio bonsái en pocos pasos

El término japonés Bonsái significa “árbol en maceta”, por lo que resulta una opción ideal para quienes quieren disfrutar de la jardinería y no cuentan con mucho espacio para ello.

Para poder lograrlo debemos seguir unas depuradas técnicas de cultivo que se basan en limitar la cantidad de la tierra en la que vive y en una constante poda que se realiza con mucho cuidado. Esta poda se centra, sobre todo, en su parte aérea aunque también en la reducción del volumen de sus raíces. Eso sí, teniendo en cuenta que el bonsái debe conservar las características del árbol adulto, aunque en tamaño reducido.

La época de plantación y de trasplantes es la primavera, aunque esto varía dependiendo de la zona en la que nos encontremos. Lo ideal es hacerlo antes de que comience el crecimiento de la planta.

La forma más sencilla de producir nuestro propio bonsái, sobre todo cuando somos principiantes en esta materia, es adquiriendo una planta joven. Para elegir adecuadamente la especie debemos tener en cuenta que debe ser un árbol que se preste con facilidad al cultivo con maceta, que adopte rápidamente los rasgos del árbol adulto, que tenga hojas pequeñas y que su madera envejezca pronto.

Paralela a esta elección hay que elegir el tipo de maceta que vayamos a utilizar. Hay muchos modelos en el mercado pero no siempre son las más adecuadas. Para hacer una elección correcta debemos medir la maceta original del árbol y elegir un recipiente para bonsáis que reduzca esta medida en dos o tres centímetros. Es decir, si nuestra planta joven viene en una maceta de ocho centímetros, elegiremos una maceta para bonsáis de cinco centímetros. La reducción de espacio debe hacerse de manera progresiva.

Una vez que hayamos comprado nuestro árbol joven, debemos diseñar una zona de trabajo en la que podamos realizar nuestra labor y donde vayamos a mantener a nuestra planta. Lo ideal en este caso es un rincón luminoso pero sombreado (así evitaremos una desecación rápida de nuestra planta), donde podamos tener las herramientas a mano y donde podamos estar tranquilos podando y realizando los distintos tratamientos.

Las herramientas básicas para trabajar esta técnica de jardinería son las siguientes: tijeras para brotes, tijeras normales, tenazas corta alambres y tenazas cóncavas para ramas.

También será muy útil contar con: un tenedor con los dientes doblados (para poder peinar las raíces), unas tenazas de electricista (para cortar el alambre de las ligaduras cuando ya hayan adquirido su forma), un cepillo de dientes o una brocha de afeitar (para limpiar el musgo y retirar las hojas caídas), carretes de alambre de cobre o aluminio (para atar las ramas), un pulverizador de pequeño tamaño (para humedecer la planta o aplicar los tratamientos químicos que necesite nuestro árbol) y unas pinzas de depilar (con las que podremos arrancar las malas hierbas).

Durante la primera plantación en maceta de nuestro bonsái debemos seguir los siguientes pasos:

  • Sacar la planta de la maceta en la que viene.
  • Deshacer la maraña de raíces. Para ello podemos lavarlas con un chorro de agua constante.
  • Poner una tela de nailon sobre el agujero del fondo de nuestra maceta para bonsáis.
  • Extender una capa fina de arena gruesa sobre el fondo de la maceta. Así nos aseguraremos un excelente drenaje.
  • Poner encima un poco de tierra especial para bonsáis.
  • Meter la planta en el interior de la maceta con las raíces extendidas, pero sin que sobresalgan del recipiente.
  • Cubrir las raíces con tierra, presionando de manera gradual por la superficie e insistiendo con más fuerza en los bordes.
  • Nivelar la superficie de la maceta dejándola por debajo del borde a fin de poder regar sin que se desborde.
  • Sumergir la maceta hasta el borde en una palangana con agua para que la tierra quede bien empapada.
  • Sacarla y dejar que escurra.
  • Para que podamos iniciar la poda y el despunte, con los que irá tomando forma, deberemos esperar unos días.
  • como_hacer_bonsai_1.jpg
  • como_hacer_bonsai_4.jpg
  • como_hacer_bonsai_2.jpg
  • como_hacer_bonsai_3.jpg
5ac6c408ffae754fdbe5c9a724bdf2cb

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas

Undergrow TV - Tu televisión online del mundo cannábico