Comienza el invierno con una buena plantación de marihuana

Comienza el invierno con una buena plantación de marihuana

Como todo el mundo sabe cada año debido al calentamiento global las estaciones del año invernales son más cálidas año tras año, por eso cada vez es más viable plantar marihuana en invierno, cuando las horas de luz son pocas durante el día y hace días fríos.

¿Qué plantamos en invierno?

La mejor solución sería la siguiente, sacar una planta índica ya crecida de un interior al exterior para que pase a florecer, nada más esté en el exterior la planta de marihuana se verá inducida a florecer debido al contraste de temperatura entre el interior y el exterior.

Además, sumado su propia naturaleza, ya que en invierno las horas de luz diarias son inferiores a 12 horas y las de noche superiores a ésta como es lógico, pero si no tenemos acceso a un interior para hacer crecer las plantas, podemos plantar índicas también aunque su tamaño final será mucho inferior que al del otro caso, ya que aquí cuando las semillas salen crecen hasta una determinada altura y después empiezan a florecer, dando plantas más pequeñas y menos productivas.

También debemos de tener en cuenta que dentro del invernadero podremos resguardar nuestras plantas de las noches frías del invierno ya que podrían helarse las raíces, parar la floración y que la flor no se desarrollara adecuadamente.

También habrá que tener en cuenta algunos de los hongos sobre todo si cultivamos en invernaderos. Para evitarlos procuraremos tenerlo siempre bien ventilado y tener a mano algún fungicida como Botryprot para evitar así la botrytis ya que este hongo se desarrolla bien en lugares fríos y húmedos.

¿El frío es tu problema?

Existen varias soluciones, pero la más económica y viable es el invernadero de toda la vida, con él conseguirás que la temperatura se mantenga durante el día más constante y alcance rápidamente la temperatura óptima ya que como todo el mundo sabe los invernaderos atrapan la energía que el sol emite en forma de luz y calor, la luz sale y entra, pero el calor una vez entra se le hace muy difícil la salida.

¿Tiene el invierno alguna ventaja?

La respuesta es sí, ya que el riesgo de plagas indeseables es mínimo, los insectos que aparecen en primavera-verano y la plaga de ladrones es mucho más destructiva y suelen aparecer siempre en los meses de septiembre-octubre destrozándote todo el trabajo de la temporada.

¿Qué variedades son óptimas para el invierno?

Las variedades más óptimas suelen ser índicas que resistan muy bien el frió como Black Hole, Afghan Ghost, Critical + o simplemente tu índica favorita, aunque lo mas ideal sería buscar genética que esté aclimatada a climas friós como las canadienses tales como la dinamite o cualquieras de las variedades de Next Generation ya que son plantas que están aclimatadas al duro frió canadiense.

¿Cómo germinamos nuestras semillas en invierno?

Esta parte es la más delicada de todo el proceso ya que las semillas germinando y el frió no son muy buenos aliados sino todo lo contrario, ya que las semillas con el frió se ennegrecen y se pudren formando una papilla. ¿Cómo evitar tan indeseable podredumbre? como el ennegrecimiento de las semillas de marihuana?.

Pues muy fácil, ponemos a hidratar las semillas en un vaso de plástico con dos dedos de agua y lo situamos encima de alguna fuente de calor estable no muy fuerte como el TDT de tu casa. El router, estos dos ejemplos son perfectos ya que suelen estar todo el día enchufados y emiten una temperatura más o menos constante, una vez se hayan hidratado los pasaremos a una caja metálica con tapadera.

Por ejemplo, en ella introduciremos las semillas de marihuana con papel de cocina debídamente hidratado, ni muy mojado ni muy seco, y introducimos las semillas en el papel de cocina y lo metemos dentro de la caja, la cerramos y la volvemos a poner en el router o en el TDT.

Una vez haya sacado la raíz procederemos a meterla en la tierra y empezaremos nuestra aventura. Lo primero que haremos será ponerlas en macetas de 5 a 7 litros, (para no tener que hacer tanto trasplante) gastaremos tierra de semillero con una mezcla de el 15% de humus de lombriz y, si es posible, le meteremos otros aditivos tales como algas, polvo de pescado, etc.

Dependiendo de la fecha en la que las pongamos a crecimiento tendremos plantas más grandes o más pequeñas. Si las vamos a poner en una terraza o similar lo ideal será plantarlas a principios de enero y tenerlas hasta el 15 de febrero en crecimiento que es la fecha ideal para sacarlas al exterior y que no lleguen a revegetar ya que tal como nos acercamos al verano las horas de luz van aumentando.

También podemos hacer la misma operación con esquejes y no varía nada. Antes de sacar nuestras plantas las trasplantaremos a una maceta más grande y haremos una mezcla parecida pero aparte le añadiremos guano de murciélago y algún complemento rico en fósforo y potasio tal como cenizas de palmera.

¿Te gustó?¡Compártelo!
Te Pedimos Un Me Gusta Por La Legalización ¡GRACIAS!