Asociación Cannabica, Club Social de Cannabis, Delitos contra la salud publica, delitos por cultivo de marihuana, recursos multas por drogas, cannabis, marihuana, delitos por tráfico de drogas, abogados cannabicos, multas por consumo de marihuana
Comparte

Abonos para cultivar marihuana en tierra, Todo lo que necesitas saber

  • 3.685
    Visitas
Alchimiaweb.com
por

Alchimiaweb.com

111 artículos
En Alchimia GrowShop se venden semillas de marihuana y accesorios para el autocultivo: armarios de cultivo, vaporizadores, abonos y aditivos para marihuana
Abonos para cultivar marihuana en tierra, Todo lo que necesitas saber
©alchimiaweb.com

¿Cómo utilizar los abonos y aditivos para el cultivo de la marihuana?

Nutriente Canna para tierra

Así como los humanos requieren de una alimentación adecuada y equilibrada, las plantas también la necesitan y esta debe aportarse regularmente y de manera equilibrada, a la vez en cantidad y calidad. Los fertilizantes para marihuana, se puede encontrar en formato de abonos, líquido o solido.

Vamos a explicar cómo utilizar estos nutrientes de la mejor forma posible, para tener un cultivo de marihuana en tierra con un resultado satisfactorio.

Nutrientes, estimuladores, boosters PK, abonos…

Existen varios productos para el cultivo de la marihuana y pueden clasificarse en diferentes categorías:

  • Los nutrientes completos los cuales contienen al mismo tiempo macroelementos NPK (nitrógeno, fósforo y potasio), elementos secundarios (calcio, magnesio) y todos los oligoelementos (hierro, zinc, etc.…) en proporciones adecuadas. Estos alimentos se presentan generalmente en formato de nutriente de para el crecimiento (ricos en nitrógeno N), o en formato de nutriente para la floración así como también los hay que sirven para todo el ciclo de cultivo de cannabis como por ejemplo; el fertilizante Fast Food de B.A.C.

Secuencia de los nutrientes en la marihuana (fuente=Aptus)

Guano de murciélago Guanakolong

  • Los estimuladores orgánicos son compuestos de vitaminas, aminoácidos, extractos de algas o de plantas, ácidos orgánicos, húmicos, fúlvicos… Estos productos contienen poco o ningún nutriente, pero van a estimular el metabolismo de la planta y van a mejorar la asimilación de los nutrientes. Por ejemplo, un estimulador de raíces ayuda a su desarrollo radicular, mientras un estimulador de floración favorece una buena formación de cogollos.
  • Los boosters PK, se usan para potenciar el crecimiento explosivo de los cogollos en la fase de engorde (en la 5e semana de floración aproximadamente). Estos contienen Fósforo (P) y Potasio (K), los dos elementos más importantes para la floración de la planta, en forma mineral directamente asimilable. El abono como potenciador de floración, un PK no contiene nitrógeno ni oligoelementos pero pueden utilizarse como un nutriente completo, aunque únicamente cómo complemento pues no tiene micro elementos, durante un corto periodo de aproximadamente dos a tres semanas durante el tramo final de floración.
  • Los abonos orgánicos, o fertilizantes de fondo, son nutrientes en formato natural sólido, de liberación lenta, que podemos mezclar con la tierra antes de su utilización (o en forma de té): Lombricompost, guano, cenizas, algas… Cuantos más abonos se utilicen, más enriquecida estará la tierra y por lo tanto menos cantidad de abono líquido a aportar durante el cultivo. Sin embargo habrá que tener cuidado de no enriquecer demasiado el sustrato, sobre todo para las pequeñas plantas (plántulas, esquejes…) y equilibrar bien las dosificaciones de los abonos. No utilicéis estiércol de animal fresco, pues este es muy concentrado.

¿Qué es la norma NPK de los fertilizantes?

En cada botella de abonos, figura una norma NPK, se encuentran estas 3 letras seguidas de 3 números.

Estas letras corresponden a los 3 nutrientes principales e importantes para las plantas: El nitrógeno (N), el Fósforo (P) y el Potasio (K).

Los números que les siguen corresponden al ratio de estos elementos entre uno y otros, por ejemplo:

  • Un abono con un NPK 4/2/3 contiene más nitrógeno que fósforo y Potasio, adecuado para el crecimiento de la marihuana.
  • Un abono con un NPK 2/3/4 contiene más fósforo y Potasio que Nitrógeno, adecuado para la floración del cannabis.

Fabricación de los nutrientes minerales

Es importante entender que estos números corresponden a un ratio y no realmente a un porcentaje exacto, la dilsolución de los nutrientes pueden variar en función de la marca utilizada. Hay también que saber que la norma NPK no es la misma en todos los países y cambian regularmente, por este motivo las etiquetas de los nutrientes deben actualizarse regularmente.

Así pues será inútil elegir un producto con la norma la más elevada, no es signo de concentración y tampoco de eficacia. Esta norma os será útil para saber si un producto contiene NPK, y en qué cantidades se dividen estos tres elementos nutritivos para poder dosificarlos según etapa de vida de la planta y tener una mejor producción.

¿Cuándo utilizar los abonos para cultivar marihuana en tierra?

El uso y dosificación de los nutrientes variará según el estado de vida en que se encuentre la planta. Para plantas pequeñas concentraciones reducidas y para plantas grandes concentraciones mayores de abono.

La tierra puede contener una cierta cantidad de nutriente, de modo que se tendrá que esperar unas semanas antes de añadir algún nutriente líquido:

  • Aproximadamente 7 a 10 días después de un trasplante (o germinación) en una tierra ligera (tipo Light Mix o Soft Mix)
  • Aproximadamente 2 a 3 semanas después de un trasplante (o germinación) en una tierra enriquecida (tipo All Mix o BioCanna)

Sin la ayuda de los nutrientes líquidos obtener unas buenas cosechas en maceta utilizando tan solo la tierra será imposible, así pues tendremos que utilizar una gran cantidad de tierra, y muy enriquecida, para que a la planta no le falten abonos en caso de no querer utilizar abonos líquidos para la alimentación de las plantas.

El nutriente es la comida de las plantas

Los nutrientes líquidos (y boosters PK) se utilizan en general un riego sí y dos no, o al máximo dos veces sobre tres. Los riegos solo con agua permiten evitar las acumulaciones de sales en el sustrato, diluyendo los nutrientes no utilizados.

Los fertilizantes se absorben normalmente por vía radicular. Excepcionalmente se pueden utilizar algunos fertilizantes mediante la pulverización foliar, en particular durante el periodo de crecimiento, pero se deberá evitar hacerlo porque las plantas no desarrollan las raíces.

Los estimuladores orgánicos contienen poco o nada de NPK, podéis utilizarlos en cada riego, y/o utilizarlos foliarmente antes de la floración. Como es el caso de las vitaminas para cannabis las cuales se asimilan mucho más rápido por las hojas que por las raíces.

¿Cómo dosificar los abonos para el cultivo de cannabis?

Podéis utilizar los programas de nutrición, proporcionados por los fabricantes o por nosotros mismos. Estos programas de nutrición son orientativos, habrá que adaptarlos para cada planta, ya que cada individuo tiene un apetito y una asimilación de nutrientes diferente. Las dosificaciones pueden variar según las condiciones de cultivo. Los excesos pueden aparecer rápidamente ¡ojo de no pasarse!

Programa de nutrición General Organics

Se aconseja, por norma general, utilizar siempre productos con una dosificación gradual yendo de menos a más.

  • Empezar con una dosificación baja
  • Aumentar progresivamente cada semana, hasta la dosificación máxima
  • Disminuir progresivamente esta dosificación, hasta dejar de utilizar el producto

En cualquier caso, lo más importante es observar las plantas para identificar posibles signos de excesos o de carencias. Estos están descritos en una serie de artículos sobre la nutrición de las plantas de marihuana. Estar atento a las necesidades de las plantas siempre es más eficiente que seguir incondicionalmente un programa de nutrición.

¿Qué nutriente utilizar en periodo de strech al principio de floración?

Parece lógico utilizar nutrición de crecimiento durante el periodo vegetativo y abono de floración cuando los cogollos se desarrollan, pero la gestión de la nutrición es un poco más delicada durante las 2 primeras semanas de floración, llamadas el strech. En este momento las necesidades de nitrógeno para las plantas son máximas. Es importante continuar aportando fertilizante de crecimiento durante aproximadamente 10 a 15 días tras el cambio a 12/12. Una técnica común es utilizar al mismo tiempo los nutrientes de crecimiento y de floración, cada uno a media dosis, hasta el fin del periodo de strech.

Carencias en nitrógeno en mediano de floración

Si remplaza totalmente el fertilizante de crecimiento por el de floración desde el cambio a 12/12, las plantas van a gastar rápidamente sus reservas de nitrógeno, lo que se traduce a posteriori en un amarillamiento en las hojas de la parte baja de la planta. Una vez la plantas están en plena floración es muy difícil corregir esta carencia de nitrógeno, lo que hará que se vea reducida la producción.

¿Se pueden mezclar diferentes gamas de fertilizantes en un cultivo de cannabis?

Fertilizante Biobizz para marihuana

No se aconseja mezclar diferentes marcas de fertilizantes y de aditivos para el cultivo de la marihuana, en efecto los productos de una misma gama están realizados para actuar en sinergia. Estos se deben utilizar en la misma agua de riego/deposito, añadiéndolos uno tras otro, y mezclando bien el agua cada vez que se añade un abono. Jamás se deben mezclar los productos en su forma pura (sin agua).

Hay la posibilidad de utilizar productos de diferentes gamas, pero se tiene conocer perfectamente la composición de cada uno de los productos, para evitar cualquier riesgo de duplicar los nutrientes o de posibles incompatibilidades entre ellos. En caso de duda sobre la asociación de diferentes productos de nuestro catalogo, no dudéis en consultarnos.

¿Cómo limpiar las raíces de las plantas de marihuana antes de cosechar?

El lavado de raíces es una etapa muy importante del cultivo, que muchas veces se hace con descuido o directamente se realiza mal.

Sin embargo, cuanto más largo sea el lavado mejor calidad gustativa tendrá la cosecha.

El lavado de raíz consiste en regar las plantas con agua clara, para eliminar las reservas de nutrientes del sustrato y también las reservas propias de las plantas. Una hierba bien lavada goza de unas propiedades organolépticas de calidad, sabor y olor de la marihuana, con un humo más suave que no rasca a la garganta. Cabe destacar que al limpiar las plantas también se evitan consumir restos de fertilizantes que puedan quedar en los cogollos u hojas, sobre todo si las plantas han sido cultivadas con fertilizantes minerales.

Para el cultivo en tierra podéis empezar a disminuir progresivamente la dosificación de los fertilizantes cuando la explosión floral se ralentice, más o menos sobre la 6a semana de floración (dependiendo de la variedad a cultivar), e ir preparando el lavado de raíces. Podemos decir que si se realiza una abonada justo antes del momento en el que se debería empezar a realizar el lavado de raíz, dejar la planta limpia siempre será más difícil.

Para el cultivo en tierra se aconseja realizar un lavado de raíz de mínimo 15 días. Se puede efectuar un lavado de raíz de 3 a 4 semanas o más, según el nivel de calidad gustativa buscada.

Planta de marihuana bien lavada, lista para la cosecha

Al inicio del lavado de raíces se pueden añadir enzimas, para aumentar su eficacia; otros cultivadores utilizan queladores (llamos también Flush) (EDTA…), pero no deberemos olvidar de lavar correctamente las plantas con agua clara después de la utilización de este tipo de producto, para evitar ingerirlos.

Para el lavado podéis seguir los consejos de nuestra guía sobre el riego de las plantas de marihuana, utilizando el mismo volumen de agua durante la floración. Sin embargo como las plantas consumen cada vez menos agua, cuando se acerca la cosecha, habrá que espaciar cada vez más los riegos para limitar los riesgos de moho.

Podéis esperar hasta ver los primeros signos de sequedad en la planta antes de regar, esto creará un estrés hídrico que favorece la formación de resina en la planta.

¿Abonos orgánicos o minerales para el cultivo de marihuana en tierra?

Estos dos tipos de nutrientes son muy eficientes, pero para el cultivo en tierra os aconsejamos en general utilizar una gama de abonos orgánico, que aporta una mejor calidad gustativa, gracias a la composición rica en azúcares, ácidos orgánicos, ácidos húmicos y otros ingredientes naturales muy apreciados por la planta de cannabis.

Los nutrientes orgánicos provienen del mundo vivo (vegetal o animal), mientras los nutrientes minerales son resultantes de la industria química, o de la explotación de vetas de fósfato o de potasio.

¿Nutriente orgánico o mineral?

La principal diferencia de utilización entre los nutrientes orgánicos (bio) y los nutrientes minerales (químicos), es que los nutrientes orgánicos necesitan en primer lugar ser descompuestos mediante la vida microbiana del suelo en minerales asimilables por la planta, mientras los nutrientes minerales son compuestos de sales directamente asimilables por la planta, sin pasar por la vía microbiana.

Existe también nutrientes bio-minerales, que contienen una parte orgánica y una parte mineral. En este caso se trata más de una razón comercial que de una innovación real.

Los nutrientes minerales son más rápidamente asimilables que los nutrientes orgánicos los cuales son de difusión más lenta. En cuanto a su rendimiento, cuando ambos están bien utilizados, estos dos tipos de abonos, pueden ofrecer excelentes resultados.

Para sacar el máximo rendimiento de los abonos, los nutrientes orgánicos pueden ir acompañados de una vida microbiana benéfica. Esta va a aumentar de forma significativa la asimilación de los nutrientes de las raíces, protegiéndolas contra los ataques de bacterias y de hongos patógenos.

Vida microbiana benéfica simbiótica

¿Cómo conservar los fertilizantes?

Los productos orgánicos se deberían conservar preferentemente en el frigorífico, una vez abiertos, para que estos no se estropeen y se conserven durante unos meses. Cuando los nutrientes orgánicos se añaden al agua del riego, ésta se debe utilizar inmediatamente, ya que no pueden conservarse en buen estado durante muchas horas.

Los productos minerales pueden conservarse a temperatura ambientales durante algunos años, evitando la luz directa. Una vez diluida en el agua del riego, ésta se conservará durante algunos días.
En todo caso (orgánico o mineral), si el olor o la textura de un producto se altera, no se debe utilizar. Estos productos pueden volverse tóxicos pero a parte seguro que habrán perdido su eficiencia nutritiva. Los nutrientes minerales pueden concentrarse dentro de su envase en forma de cristales, si es el caso, tendremos que sacudir la botella para probar de diluirlos.

De hecho es importante siempre sacudir bien cada producto antes de utilizarlo, para que los ingredientes se repartan de forma homogénea. Es preferible de utilizar una pipeta o una jeringa graduada por cada botella, para no desnaturalizar los productos.

Jardines Biológicos

7010210e45484a8c3a6c3e99ccbfc35d

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas