Comparte

8 consejos para reducir desechos esta Navidad

  • 1.498
    Visitas
Veoverde.com
por

Veoverde.com

94 artículos
{{meta.description}}
8 consejos para reducir desechos esta Navidad

¿Listos para celebrar la Navidad? Seguramente en estos momentos están preparando los últimos detalles para el festejo y han comenzado a cocinar esos platillos tradicionales que a todos encantan. Los regalos están escondidos en algún armario o sin envolver todavía. Y, tal vez sea un buen momento para recordar que todas nuestras acciones implican un impacto ambiental.

Cada año la Navidad deja a su paso un gran número de envolturas y moños en la basura. Tendemos a los excesos en decoración, uso de energía, hasta en la comida — recuerden esto en el segundo día de recalentado —. Si no planeamos bien nuestros alimentos, mucho podría terminar en la basura, al igual que las servilletas de papel, los vasos de plástico, las botellas de PET, en fin.

Por ello hagamos que esta Navidad sea más limpia y verde que las anteriores, como regalo a nuestra querida Madre Tierra y todos los seres que la habitamos.

1. Usemos vajilla, vasos, copas y servilletas de tela

Para estas reuniones familiares por lo regular se procura utilizar desechables porque quién quiere perderse de la fiesta lavando trastes, ¿verdad? Total, es una vez al año. Recuerda que los desechables tardan tiempo en degradarse, aún sean de bambú.

Mejor hagamos equipos de lavado, utilizando la cantidad de jabón adecuada y usando el mínimo de agua — o bien, puedes aprovechar a mostrarles el detergente natural que hiciste con unos cuantos ingredientes. Dejemos esa semillita en nuestra familia.

2. Elabora una cantidad de comida prudente

Estamos acostumbrados a cocinar para mil personas, para mil días de recalentado. Si, exagero, pero a veces se siente de esta forma — y cómo no, si es muy común conectar la cena de Navidad con la cena de Año Nuevo. Muchas veces es tanta comida que llega a desperdiciarse.

Es muy importante elaborar sólo las cantidades necesarias de comida por varias razones: para no comer más de lo debido, para gastar sólo la energía necesaria, para evitar que se eche a perder los guisos por no poder encontrar un lugar en el refrigerador para guardarlo.

Piensen en todas aquellas familias que no tienen para cenar en este día y, si pueden, mejor compartan la cena con alguien más. Seguro se los agradecerá eternamente.

3. Recicla tarjetas de Navidad o, mejor aún, que sean digitales

En esta época es típico regalar tarjetas a nuestros familiares y amigos, para desearles todo lo mejor. En lugar de comprar tarjetas, recicla aquellas que te hayan dado en años anteriores. Otra opción sería hacer nuestras propias tarjetas, aprovechando materiales reciclados.

Aún así la mejor opción resulta enviar tarjetas de Navidad digitales. Puedes elegir alguna interactiva o, si tienes dotes de diseñador, aventúrate con algún programa — en línea, podrías utilizar Canva, por ejemplo —. Así este detalle será original y único.

4. Reutiliza envolturas y moños de los regalos

Si recibes algún regalo, aprovecha las envolturas y los moños para los regalos del año entrante. Si te toca regalar, este es el momento adecuado para reciclarlos. También podemos crear nuestras propias envolturas ,utilizando papel, periódico, revistas, prendas, pañuelos. Hasta puedes utilizar materiales sin químicos, que se puedan echar al compost.

5. Apuesta por los regalos verdes, amables con el ambiente

Basta de objetos de moda, las bolsas de marca o los juguetes de la última película de acción, ni la nueva muñeca con la profesión de tus sueños. Compartamos esta visión verde con la familia y elijamos regalos en armonía con el ambiente, con la Naturaleza.

Regalemos kits para crear un huerto urbano, alguna maceta que se pueda tener en interiores, con hierbas de olor fáciles de cuidar. Hay agendas hechas con materiales reciclados — caucho, corcho, llantas, papel —. Hasta libros digitales con temas ambientales, ropa de marcas locales, con materiales naturales y consciencia social. Canasta de alimentos locales. Y más...

6. Si necesita baterías, que sean recargables

En caso de tener niños en casa y Santa trajo juguetes que requieren baterías, asegúrense de pedir un paquete de baterías recargables. Estas duran mucho más tiempo que las convencionales y contaminan menos, aún cuando tengan metales pesados en su composición. Demos el cuidado adecuado a estas baterías para aprovecharlas al máximo.

7. Reciclar, reciclar, reciclar

Sabemos que los "desechos" son sólo cosas colocadas en el lugar incorrecto. Durante los festejos generamos una gran cantidad de estas cosas que terminan en la basura, en lugar de ser aprovechadas para, no sé, alguna manualidad, como material para construir casas o escuelas, hay mil opciones mejores que terminar en la basura o en los océanos.

Las botellas pueden guardarse para hacer vasos o tazas. Con los corchos podemos crear diferentes cosas, como sellos personalizados, juguetes, lapiceros. Hasta podemos apoyar a comunidades que trabajen en la separación de materiales y reciclaje. En fin. Si investigamos, podemos encontrar una buena opción para reciclar.

8. Menos es más

Por último — y no menos importante — recordemos que estas fechas son para compartir con nuestros seres queridos. Pasemos menos tiempo haciendo las compras o colocando otra serie más de foquitos y compartamos momentos que queden grabados en nuestra memoria para siempre, sin conflictos, ni reclamos.

Muchas veces menos significa mucho más. Estamos más presentes y conscientes de lo que tenemos en nuestro entorno. Esperemos que esta sea la primera de tantas Navidades verdes juntos.

4221de87f87500ad9537d67229f038ee

Echa un vistazo a nuestra recomendación

Siempre hay algo interesante que leer

tenemos más de 8.777 artículos de 1.770 autores para mostrarte

Descubre lo que ellos pueden hacer por tus plantas